Inicio Han desaparecido decenas de mujeres en Argentina

Han desaparecido decenas de mujeres en Argentina

Por Roxana Sandá

Decenas de mujeres han desaparecido en Argentina, frente a un silencio colectivo que alarma a las organizaciones.

Sus nombres como sus actividades eran distintas, señala la Red Solidaria, quien estima que unas 190 personas se han “esfumado” sin que ocurra nada en el país, otro dato obtenido de las estadística es que el problema que ocurre tanto a pobres como a ricos, reporta el portal Mujereshoy.

Gabriela Salinas, vendedora de cosméticos; Florencia Penacchi, estudiante universitaria; Fernanda Aguirre, estudiante secundaria; Marita Verón, comerciante, y Annagreth Würgler, turista suiza, son algunas de las decenas de mujeres que han desaparecido de un día para otro.

A Florencia Penacchi “se la tragó la tierra”, dicen. Su desaparición ya carga con tres semanas de desconcierto para los investigadores de la causa, que aún no han desechado ninguna posible pista aunque en la investigación comience a pesar la hipótesis de un secuestro.

Los organismos que se han impuesto la tarea de encontrar a las víctimas, como los familiares y amigos están desorientados ante este problema, que para algunos es motivo de chistes de humopr negro, insultos anónimos y pistas falsas que se dan a través de la línea telefónica de ayuda 0800.

“Es eso o el silencio”, describe Patricia, una de las amigas empeñada en hallarla, pese al morbo colectivo y a las barbaridades telefónicas que le causan “un profundo dolor y nos suma desconcierto”.

El titular de Red Solidaria, Juan Carr, se alarma frente al silencio colectivo y pregunta ¿qué país es este, que se traga a nuestros hijos y todo sigue igual?

“Tenemos registradas a unas 190 personas perdidas –dice Carr–, de las cuales un 15 por ciento atravesaba conflictos familiares al momento de su desaparición; 64 permanecen desaparecidas en un promedio de uno a 10 años atrás.

¿Debemos pensar que en la Argentina cientos de personas se esfuman o habrá que comprender que estos hechos no reconocen estratos socioculturales, que pueden ocurrirles a ricos y pobres? Añade el activista.


Las estadísticas que manejan Red Solidaria y Missing Children, indican que un 67 por ciento de los casos de desapariciones involucran a mujeres. Sólo en 2004, este organismo recuperó a diez chicas que tras desaparecer de sus casas permanecieron secuestradas durante meses en circuitos de prostitución.

LAS VÍCTIMAS

Lidia Grichener, de Missing Children, recordó como emblemático el caso de una adolescente de 15 años que fue a bailar por primera vez a un boliche del conurbano, donde conoció a un muchacho que la invitó a tomar un café.

La joven despertó en un lugar desconocido y fue sometida a golpes en varias ocasiones. La soltaron cuando vieron en los medios que era buscada por su familia. El que la había invitado a tomar un café le dijo “entre nosotros no pasó nada, olvídate de que existimos”. Le vendaron los ojos, la metieron en un auto y la liberaron por milagro.

Otro caso fue de María Ángela de Luca, a quien durante ocho años se le consideró desaparecida hasta que su cuerpo fue descubierto enterrado en un piso de cemento bajo la cama matrimonial. Su marido la asesinó al cabo de años de violencia física, pese a las denuncias que presentó en la comisaría de González Catán.

María Fabiana Gandiaga desapareció en una sede del club gimnasia y esgrima en 2003, durante una competencia deportiva en la que participaba su hijo. El cadáver fue ocultado por los que la violaron y atacaron.

Hasta que la hallaron, el marido, Andrés Cabana, tuvo que salir a decir que su esposa era “una mujer respetable”, y dar pruebas públicas de que la relación matrimonial no escondía fisuras, para borrar cualquier sospecha sobre una posible fuga.

El 25 de abril cumplirá nueve meses la búsqueda de Fernanda Aguirre, la nena que desapareció en la localidad entrerriana de San Benito mientras caminaba hacia su casa. “Mantengo la fe de encontrar a mi hija, y esa fe no la voy a perder hasta que la encuentre”, dice su madre, María Inés Carbol.

A Nikola Henkler, una turista alemana que al momento de su desaparición tenía 28 años, se la vio por última vez el 22 de diciembre de 2002 recorriendo San Carlos de Bariloche. Hasta la fecha, nadie ha dado algún indicio sobre su paradero.

La turista suiza Annagreth Würgler, que viajaba por el norte argentino, desapareció el 29 de agosto de 2004 cerca del Parque Nacional de Talampaya, en La Rioja. Sus padres y su novio viajan periódicamente a esa provincia con la esperanza de ejercer alguna presión a la indiferencia judicial.

RESONANCIAS

En diciembre de 2004 se firmó la Convención de Naciones Unidas contra la delincuencia organizada transnacional y el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños.

En 2003 se conformó en Argentina la Red No a la Trata, integrada por organismos gubernamentales y no gubernamentales a escala local e internacional. Se espera que este año se apruebe el proyecto de un programa nacional de prevención y asistencia a víctimas de la trata de personas y explotación sexual

La abogada Belén Beyrne, del Centro de Estudios de Política Criminal, señala que hay un trato diferente cuando el desaparecido es hombre y se relaciona con drogas o un delito. Pero si la víctima es mujer, la pista más cercana es averiguar si se fue con el novio o el amante, situación que sólo reproduce los prejuicios sociales.

Florencia, Fernanda Aguirre, Annagreth Würgler o Gabriela Salinas, desaparecida hace 15 días en Comodoro Rivadavia, comparten el lugar común de las muchachas de vidas ordenadas, con esquemas familiares contenedores, a salvo en apariencia de la cola que pueda meter el diablo. Sin embargo, un revés las atravesó por igual, cuestionando la premisa social de que a las niñas buenas no les pasa nada malo.

La filósofa Esther Díaz entiende que “el pegar carteles por toda la ciudad con la cara de Florencia” es indicio fuerte de una voracidad invisible que puede recaer sobre cualquiera.

2005/RS/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más