Inicio Hay avances en educación pero persiste desigualdad

Hay avances en educación pero persiste desigualdad

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Pese a los avances en educación y participación económica de las mujeres en el mundo persisten las brechas de desigualdad de género que las coloca en desventaja al percibir menores ingresos y asumir el cuidado del hogar. El costo de la disparidad entre mujeres y hombres impacta en un menor desarrollo para los países.

Lo anterior lo informó Ana Revenga, coautora del “Informe sobre el desarrollo mundial 2012: Igualdad de género y desarrollo”, durante la presentación del documento elaborado por el Banco Mundial (BM), en la Ciudad de México.

La especialista en género del BM indicó que para afrontar la disparidad es preciso crear políticas públicas promotoras de la igualdad de género, ya que ésta “es una medida económicamente inteligente”, que aumenta el desarrollo económico y social de los países.

Por ejemplo, abatir la segregación ocupacional aumenta la productividad de tres a 25 por ciento; dependiendo de las barreras para la igualdad entre mujeres y hombres, las proyecciones de crecimiento disminuyen; así, en América Latina y el Caribe (AL) el incremento sería de cuatro a 11 por ciento.

Con políticas más igualitarias en el acceso a insumos, como fertilizantes, la producción agrícola se elevaría entre dos y cuatro por ciento.

Por otro lado, la mayor participación política y ocupación de mujeres en cargos de decisión, posibilita la creación de políticas que beneficien a las generaciones futuras.

A pesar de que la igualdad de género es reconocida por este organismo como favorable para el desarrollo, persiste la resistencia del mercado, las instituciones y normas socio-culturales que generan una “brecha entre derechos legales en el papel y la realización de esos derechos en la práctica”, indicó la experta.

Ana Revenga detalló algunos de los rostros de la desigualdad entre mujeres y hombres, presente incluso en países desarrollados. “Pese al aumento en la educación y empleo, persiste la brecha salarial; por cada dólar que ganan ellos, ellas perciben 80 centavos”.

Aclaró que la diferencia salarial, no sólo se debe a que, ocupando el mismo cargo, tengan mejor ingreso por ser hombres, sino que también refleja que las mujeres tienen menos acceso a empleos de calidad y a trabajar jornadas completas.

En el mundo, las mujeres representan 40 por ciento de la fuerza laboral. En México la tasa es 42 por ciento, aunque las solteras tienen una participación laboral de 68 por ciento y la tasa de ocupación de las casadas está por debajo de la media nacional.

La disminución en la participación de las mujeres unidas se debe a que asumen la responsabilidad de las tareas del hogar. La brecha de género entre mujeres y hombres prácticamente no ha disminuido en ningún país, ni siquiera en Suecia y Noruega, donde existen políticas orientadas a disminuir la problemática, lamentó Revenga.

En Francia, aun cuando las mujeres aporten el total de ingresos al hogar, siguen haciendo más de la mitad de estas tareas. En México, las mujeres realizan tres cuartas partes del total del trabajo en el hogar, mientras los hombres apenas realizan 25 por ciento.

Otro rezago importante es la prevalencia de la violencia doméstica, pues en el mundo hay 500 millones de mujeres víctimas de violencia por parte de sus parejas.

En este panorama, el BM recomienda cerrar la brecha en ingresos y productividad entre mujeres y hombres, goce y capacidad de acción y decisión. También deben trabajar para impedir que la desigualdad se reproduzca de una generación a otra.

Algunas políticas, consideradas de bajo costo, que mejorarían la situación de desventaja son otorgar servicios de cuidado infantil, realizar transferencias económicas que involucren a los hombres en las tareas del hogar y reformar la legislación con un enfoque de género, todas ellas que posibiliten la conciliación de trabajo y cuidado familiar, apuntó la experta.

12/GCJ/PBC/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más