Inicio » Hermelinda, Ernestina, Teresa? violencia feminicida en Oaxaca

Hermelinda, Ernestina, Teresa? violencia feminicida en Oaxaca

Por Soledad Jarquín Edgar/corresponsal

“Lucía” tiene dos meses escondida. Su ex pareja la golpeó, la violó y amenazó de muerte mientras estaba drogado. A pesar de que interpuso una denuncia, él nunca fue molestado por las autoridades, la razón el “influyentismo”. La respuesta fue más violencia y nuevas amenazas.

Para salvar su vida tuvo que salir de Oaxaca. Y cuando se enteró lo que había pasado con la maestra María Teresa Toledo Constantino, asesinada por su esposo en días pasados, se sintió aliviada de haber dejado su trabajo, su casa y todo lo que había hecho. Fue lo mejor, comenta seria y decepcionada de las instituciones que, como en su caso y el de otras mujeres, no hace nada para proteger sus vidas.

Lucía no puede contener las lágrimas, mientras por teléfono cuenta que a ella pudo haberle pasado lo mismo que a la profesora de secundaria y recomienda a las mujeres que mientras no se castigue la violencia en Oaxaca, lo mejor será “poner tierra de por medio” para salvar la vida.

CIFRAS QUE SE ACERCAN

En Oaxaca, de acuerdo con un recuento hemerográfico realizado por el Colectivo Huaxyacac, del 17 de enero de 2006 al 20 de febrero de 2007, 38 mujeres fueron asesinadas.

En los últimos cinco años, la cifra es muy cercana a 500 mujeres y niñas cuyas vidas fueron apagadas por la violencia. El promedio, apunta el organismo no gubernamental, es de 4.8 mujeres asesinadas por mes.

Este año, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Mujer reporta 18 homicidios. Según esta fuente informativa otras 35 mujeres fueron asesinadas en 2004; 48 en 2006 y 42 en 2005. El total: 143 homicidios contra mujeres en 44 meses, lo que daría un promedio de 3.25 mujeres asesinadas al mes en la entidad.

La diferencia entre las cifras del Colectivo Huaxyacac (Feminicidio en Oaxaca, impunidad e injusticia contra las mujeres, editado en junio de 2007) y las cifras que reporta la fuente oficial, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Mujer, son diferentes por 1.5 homicidios en promedio al mes.

REALIDADES COMUNES

El asesinato de la profesora de la Secundaria Técnica número 27 de Ciudad Ixtepec, el pasado 24 de agosto, a manos de su ex pareja Arturo Fuentes Escobar, es una historia repetida en Oaxaca.

En este mismo año, Emilio Ramírez García mató a “su amasia” Ernestina Orozco León el 20 de abril, en la colonia Piragua de Tuxtepec, según un reporte informativo publicado en El Imparcial el 23 de abril de 2007.

Como en el caso de la profesora María Elena, en el asesinato de Ernestina medió una “acalorada discusión con la occisa por sospechas de que le era infiel”. Condición que las propias autoridades definen como “crímenes pasionales”, pese a que en Oaxaca se derogó el “homicidio por honor” desde marzo de 2006.

El reporte del Colectivo Huaxyacac documenta los datos que los diarios locales consultados dan a conocer sobre la relación entre la víctima y el homicida. De los 38 homicidios que encontraron, en 11 habría una relación íntima (esposo, concubino, amasio), lo que mostraría que en 28.9 por ciento del total, el asesino era el “compañero”. Casi la tercera parte.

Este fue el caso de Rosa María Santiago Avendaño, Verónica Cortés Ramos, Cristian Elizabeth Pérez Florian, Dorotea Pérez Santiago, Marina Pérez Toledo, Laura Reyes Morales, Ernestina Cabrera Francisco, María del Carmen Romero Álvarez, Aída José Peralta, Yastan Herrera Soriano y Hermelinda Nolasco Aquino, a los que se suman Ernestina y María Teresa.

Como en el caso de la maestra María Teresa, seguramente algunas de estas mujeres que terminaron muertas a manos de sus parejas sufrieron lo que el Artículo 21 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, domina violencia feminicida:

“?la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, producto de la violación de sus derechos humanos, en los ámbitos público y privado, conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y del Estado y puede culminar en homicidio y otras formas de muerte violenta de mujeres”.

POLÍTICAS ERRÓNEAS

Al igual que sucedió con María Teresa, quizá algunas de estas mujeres pidieron ayuda a las instituciones y “las regresaron a sus casas”, señaló Yéssica Sánchez Maya, presidenta de la Liga Mexicana por la Defensa de Derechos Humanos filial Oaxaca, al criticar la falta de políticas públicas que protejan a las mujeres y que llevan a la consumación del feminicidio, responsabilidad que recae en autoridades “omisas, negligentes que obstaculizan el acceso a la justicia”.

Estos asesinatos se repiten cotidianamente en Oaxaca debido a la falta de prevención y atención a la violencia feminicida, a la ausencia de presupuestos etiquetados para programas estructurales que atiendan el grave clima de inseguridad y terror en que viven miles de mujeres en su vida cotidiana, explica Ana María Hernández Cárdenas, responsable en Oaxaca de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad.

La activista pro derechos de la mujer acusó a instituciones como la Fiscalía, las agencias del Ministerio Público y las procuradurías del DIF que regresan a las mujeres a sus casas y minimizan las amenazas de muerte de sus parejas y las dejan indefensas frente a su agresor.

Afirmación en la que coincide la titular del Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO), Norma Reyes Terán, quien plantea que la conciliación, la mediación o la llamada justicia restaurativa en los casos de violencia de género son “un claro ejemplo de políticas erróneas de justicia”.

La “justicia restaurativa” no aplica para los casos de violencia -como lo es la violencia de género contra las mujeres-, porque en éstos la imposición de la pena es imprescindible, apunta la funcionaria, quien recuerda a los propios autores de esa práctica como el criminólogo alemán Claus Roxin.

Luego afirma: se puede restaurar el daño que se hace a tu propiedad, a tu coche, a tus objetos personales, pero el daño psicológico, el daño moral, el daño del alma, ¿cómo los restauras?

FEMINICIDIO ÍNTIMO

A diferencia de lo expresado por personal de la Procuraduría General de Justicia al calificar que el crimen fue pasional, Reyes Terán sostiene que la teoría feminista ha denominado estos lamentables hechos como Feminicidio íntimo, “cuya tipificación como delito en el Código Penal fue propuesto por el IMO ante el Congreso del estado desde el año pasado”.

Detalla que la propuesta ?que la Legislatura local no ha discutido, pese a que en breve concluirá su último periodo – considera imponer de 35 a 45 años de prisión a quien prive de la vida a una mujer cuando concurran una o más de las siguientes circunstancias:

Cuando se haya cometido por motivos de odio, aversión o rechazo a su género.

Cuando previamente haya realizado actos de violencia doméstica en contra de la víctima.

Cuando el activo haya construido una escena del crimen denigrante y humillante para la víctima.

Cuando se haya cometido mediante lesiones, cuya visibilidad y exposición pública genere indignación, estupor e induzca al miedo, o en zonas genitales.

Cuando se demuestre la intención o selección previa del agente de realizar un delito sexual (violación, abuso sexual, etc.), aun cuando éste no se haya cometido.

Sostiene que ante la ausencia de esta legislación, derivado de “los temores” de diputados, diputadas y de algunos magistrados, lo cierto es que en el caso de María Teresa Toledo Constantino es un homicidio calificado, cometido con premeditación y ventaja.

“LUCÍA” TENDRÁ QUE ESPERAR

Lucía está fuera de Oaxaca, esperó sin respuesta la actuación de las autoridades, a la distancia dice que se quedará fuera por tiempo indefinido, escondida para que la violencia de su ex pareja no la alcance.

Hoy, lejos de su casa y de su familia busca cerrar las heridas, olvidar hasta donde se pueda, “reconstruirse” y, si alguna vez puede y se siente segura, volverá a Oaxaca, dice a través del teléfono, desde su escondite, desde donde se protege de las amenazas hechas por Lenin.

07/SJ/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: