Inicio Ignora el gobernador panista la Ley para la igualdad entre mujeres y hombres

Ignora el gobernador panista la Ley para la igualdad entre mujeres y hombres

Por Silvia Núñez Esquer/corresponsal

Con el nombramiento del gabinete estatal, conformado sólo por hombres, el gobernador panista Guillermo Padrés Elías, viola la Ley para la igualdad entre mujeres y hombres en el estado de Sonora, aprobada el 13 de septiembre de 2008.

Sin atender lo dispuesto por la ley –que en el capítulo III, artículo 32, fracción III–, señala que las autoridades estatales y municipales fomentarán “la participación equitativa de mujeres y hombres en cargos públicos”, el nuevo titular del Ejecutivo excluye a las mujeres del primer círculo de decisión, pues ninguna secretaría será ocupada por mujer alguna; tampoco se sabe que pudiera haber una procuradora de justicia, ya que continúa en la dependencia el anterior titular, mientras se nombra otro.

En un estudio elaborado Francisca Duarte Ahumada, presidenta de la Red Fronteriza de Salud y ambiente (RFSA) se analiza cómo el nuevo gobernante estatal desoye los mandatos de las normas, tanto locales como nacionales e internacionales, que señalan incluir, en al menos un 50 por ciento, a quienes sin duda lo llevaron a obtener el triunfo en las elecciones del pasado 5 de julio.

Duarte Ahumada advierte que quienes hoy ocupan las secretarías del nuevo gobierno no tienen experiencia ni compromiso con el sector social de Sonora.

La mayoría de los “flamantes hombres” ostentan en sus trayectorias galardones empresariales, gerenciales, técnicos y, administrativos y muchos de ellos lo único que demuestran es se han sabido mover en los ámbitos políticos, explicó.

Sin duda que los procesos políticos han evidenciado a las y los mexicanos que son los escenarios donde se intercambian favores y privilegios, y que dichos mecanismos se repiten sin cesar en la historia democrática de nuestro país y estado, subrayó la entrevistada.

Algo que queda muy claro es que, para este gobierno, las mujeres sonorenses, además de ser invisibles, estarán ausentes de los cargos públicos, aunque representen el por ciento del total poblacional y el 60 por ciento del padrón electoral, por lo que, de hecho, hicieron que Padrés Elías llegara al gobierno.

¿Donde quedarán todas estas ciudadanas que pensaron que la alternancia en el gobierno de Sonora significaría un cambio positivo para avanzar en la agenda de las mujeres?, se pregunta.

¿Dónde está el compromiso de igualdad de oportunidades para todas y todos que enarbola como principio el Plan Nacional de Desarrollo del gobierno calderonista? No hay esperanza por vislumbrar, pues éste, como para la mayoría de los sexenios en Sonora, será un gobierno de hombres y para hombres, sentenció Duarte Ahumada.

La presidenta de RFSA agrega que incluso las mujeres panistas, políticas profesionales, han sido “sacadas de la jugada”; si acaso existiera alguna rectificación del gobernador Padrés, las mujeres quizá sean llamadas, pero para un puesto menor en la administración pública.

De hecho, sucedió así el pasado 14 de septiembre, cuando Padrés Elías nombró a la administradora Teresa Lizárraga como Directora general del Instituto de salud que da servicio a las y los trabajadores de gobierno estatal y de la Universidad de Sonora (ISSSTESON).

“Qué lamentable es la exhibición del patriarcado y machismo político”, lamenta Francisca Duarte, quien pregunta si alguien les comunicó a quienes deciden los nombramientos de que existen demandas que han empapado el debate político en el país, como la paridad y cuotas de género.

Ante la ausencia de secretarias de Estado, recuerda que existen muchas propuestas de acciones afirmativas para erradicar la discriminación de género, que existe una ley contra la discriminación, y que las mujeres en la sociedad y en todos los organismos públicos somos algo más que imágenes.

En su análisis, la presidenta de la RFSA señala que el movimiento de mujeres en nuestro país lleva casi 150 años, y logra una de sus expresiones mayores al crear el Instituto Nacional de las Mujeres, el Instituto Sonorense de la Mujer, además de avanzar al concretar la aprobación de varias leyes, entre otras, la Ley General para la igualdad entre hombres y mujeres, así como la Ley para la igualdad entre mujeres y hombres del Estado de Sonora –ahora violentada–, la Ley nacional contra la discriminación, y la Ley de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia.

La también activista por los derechos humanos de las mujeres refiere que tal vez estos señores (el gobernador y sus colaboradores) estén pensando que el Instituto Sonorense de la Mujer (ISM) lavará las culpas por omisión, pero dicho organismo, aclara, no es un contenedor que el gobierno pueda usar para asignarle tareas incómodas que tienen que ver con asuntos de mujeres.

El ISM fue una conquista del movimiento de mujeres en nuestro estado y como tal debiera responder a las demandas de dicho sector social, debiera tener personalidad jurídica propia, autonomía e independencia respecto de la línea del partido que se encuentre en el poder, consideró.

Duarte Ahumada comentó que éstas son algunas precisiones que es necesario que el nuevo gobernador y sus asesores políticos tengan en cuenta, pues es altamente insultante para las mujeres de nuestro estado la prospectiva de este gabinete que habla de un gobierno de hombres y para hombres, finaliza.

VIOLACIONES A LA LEY DE IGUALDAD

La Ley para la igualdad entre mujeres y hombres del Estado de Sonora (LIMHES), fue aprobada el 13 de septiembre de 2008 y publicada el 19 del mismo mes. Como un regalo de aniversario, el pasado 13 de septiembre Guillermo Padrés Elías, al tomar posesión como gobernador, dio a conocer un gabinete conformado sólo por hombres.

Con ello, refrendó el convencimiento de la clase política de Sonora, en el sentido de que la visión masculina es la única que será tomada en cuenta. En caso de que en los próximos días se nombren directoras, ellas seguirán bajo el mando de algún secretario hombre, por lo que deberán sujetarse a sus designios, con lo que se les conculca el derecho a participar en la toma de decisiones.

El artículo 5 de la LIMHES especifica que las acciones afirmativas son las medidas especiales de carácter temporal, correctivo, compensatorio y/o de promoción, encaminadas a acelerar la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, aplicables en tanto subsista la desigualdad de trato y oportunidades de las mujeres respecto a los hombres.

De igual forma, se define equidad de género como el concepto que se refiere al principio conforme al cual mujeres y hombres acceden con justicia e igualdad al uso, control y beneficio de los bienes, servicios, recursos y oportunidades de la sociedad, así como a la toma de decisiones en todos los ámbitos de la vida social, económica, política, cultural y familiar.

En tanto, Por su parte el artículo 13 establece que corresponde al Ejecutivo del estado garantizar la igualdad de oportunidades, mediante la adopción de políticas, programas, proyectos e instrumentos compensatorios como acciones afirmativas.

En cuanto a la política estatal, ésta debería fomentar la igualdad entre mujeres y hombres en todos los ámbitos de la vida, como apunta el Capítulo primero de la ley, además de fomentar la participación y representación política equilibrada entre mujeres y hombres.

La LIMHES dedica del capítulo tercero a la obligatoriedad de respetar una participación y representación política equilibrada de las mujeres y los hombres.

Esto significa, según el artículo 31, que el estado y los ayuntamientos propondrán los mecanismos de operación adecuados para la participación equitativa entre mujeres y hombres en la toma de decisiones políticas y socioeconómicas, en los ámbitos de sus respectivas competencias.

El artículo 32 complementa lo anterior al establecer que, para los efectos de lo previsto en el artículo anterior, las autoridades estatales y municipales correspondientes desarrollarán acciones encaminadas a “favorecer el trabajo parlamentario con la perspectiva de género” (fracción I) y a “fomentar la participación equitativa de mujeres y hombres en cargos públicos” (fracción II).

Sin embargo, no obstante la retórica utilizada en campaña, Guillermo Padrés Elías se estrenó como gobernador violentando la Ley de igualdad, justo cuando se conmemoraba un año de haberse aprobado, al excluir a las mujeres de su gabinete.

09/SN/LG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content