Inicio Imparable ola de violaciones a derechos humanos en Guatemala

Imparable ola de violaciones a derechos humanos en Guatemala

Por la Redacción

En los primeros cuatro meses de este año se ha registrado en Guatemala un total de 809 casos de violaciones a los derechos humanos, de los cuales, 508 constituyeron muertes violentas, señaló el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), en un informe sobre la situación de inseguridad que vive la población en la actualidad.

Según Mario Polanco, director de esa instancia, el alto índice de violaciones a los derechos humanos y muertes violentas es un indicador de que la situación de inseguridad en el país continúa latente y en condiciones similares a años anteriores.

Con relación a las muertes, en la mayoría de los casos reportados las víctimas fueron asesinadas con arma de fuego y sus cuerpos aparecieron con señales de tortura, lo que hace presumir de que en Guatemala existe una política de limpieza social, en la que podrían estar involucrados agentes de la Policía Nacional Civil, señaló Polanco.

Para el Grupo de Apoyo Mutuo estos números alarmantes deben convertirse en un llamado de atención para el director de la Policía Nacional Civil, el Comisionado de Seguridad y el Ministro de Gobernación, para que de inmediato pongan en práctica las políticas respectivas.

Mario Polanco dijo que el problema de la inseguridad no se resuelve con la militarización de la policía, como lo pretende el Comisionado de Seguridad, Otto Pérez Molina, ya que la presencia de esos elementos en una institución civil puede provocar la contaminación de investigaciones y que el crimen organizado se involucre más en la institución policíaca.

La preocupación por la inseguridad también es compartida por los Obispos de Guatemala quienes, luego de finalizar su sesión plenaria anual, pidieron al gobierno de Oscar Berger dar soluciones concretas a los problemas que afectan a la población, siendo la seguridad ciudadana uno de ellos.

En su declaración, los religiosos manifestaron su alarma por la violencia que impera en el país e instaron a las autoridades a depurar las fuerzas de seguridad, debido a que la población ha perdido la confianza en ellas.

A pesar de estos argumentos, el Ministro de Gobernación, Arturo Soto, sostuvo que la curva delincuencial ha bajado más del diez por ciento; según el funcionario, los robos de automóviles y homicidios con arma de fuego han disminuido.

2004/GV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content