Inicio » Impunes profesores acusados de abuso sexual en Chiapas

Impunes profesores acusados de abuso sexual en Chiapas

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) informó que investigará al profesor Esteban Fidel Román Román, de la comunidad Ejido Nuevo de San Juan Chamula, Chiapas, quien está acusado de violar a 11 niñas indígenas.
 
El pasado 11 de marzo Román Román fue detenido. Madres y padres de familia presentaron la denuncia ante autoridades locales luego de que sus hijas dijeron que el profesor las golpeaba con una regla y les pedía que se subieran la falda, para después abusar sexualmente de ellas. 
 
El pasado 21 de marzo cientos de maestros de la Coordinadora Regional Tojolabal de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) marcharon y se manifestaron frente al Centro de Reinserción Social Número 10, en el municipio de Comitán, para pedir la liberación del maestro detenido.
 
Dijeron que el docente había sido detenido de manera injusta “por personas que quieren dividir a la Coordinadora”.
 
“Esta situación es orquestada por los ‘charros’ (líderes sindicales) de la zona y la región, quienes desde hace varios meses han venido realizando reuniones clandestinas e iniciaron sus malas acciones en las zonas 509, 502 y ahora en nuestra zona escolar 501”, dijeron los maestros en un comunicado.
 
Ese mismo día por la tarde el profesor acusado de abuso sexual fue liberado tras pagar una fianza de 35 mil pesos. Tan pronto como supieron la noticia, el sábado 22 de marzo por la mañana los padres, madres de familia y sus hijos bloquearon la carretera fronteriza a la altura de la comunidad Nuevo San Juan Chamula.
 
MÁS CASOS
 
En marzo pasado también la niña Jandy, en el municipio de Arriaga, denunció al profesor Juan Esteban Marcial Villalobos, de la escuela primaria Ignacio Zaragoza, por abusar de varias niñas a quienes presuntamente les tocó sus genitales.
 
Jandy acusó al docente, quien la amenazó con reprobarla si lo denunciaba. Otras seis niñas más también dijeron que el profesor las tocó.
 
Padres y madres de familia denunciaron también a la supervisora escolar porque cuando le informaron de los abusos sexuales, en lugar de apoyarlos les dijo que si denunciaban ya no iban a mandar personal docente a la escuela.
 
La supervisora les dijo que lo único que pasaría es que Marcial Villalobos sería cambiado de escuela, es decir, les dio a entender que el castigo sería mínimo y que lo mejor era dejarlo así.
 
El pasado 22 de marzo el Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa denunció que otras dos menores de edad, una de 16 años y otra de 13, sufrieron acoso y violencia sexual de parte del maestro José Antonio Aguilera Morales, en la escuela Telesecundaria 233 “Juan Sabines Gutiérrez”, ubicada en la comunidad de Nueva Esperanza, municipio de Tila.
 
Igualmente, por el probable delito de pederastia, corrupción de menores, estupro y lo que resulte, fue denunciado el profesor Julio César Ocaña Mota ante la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Mujer y La Familia.
 
El docente de la Escuela Secundaria Técnica número 10 fue señalado de abusar sexualmente de una alumna de tercer grado a quien con engaños sacó de la escuela durante el horario de clases, para luego drogarla. El caso se encuentra bajo la causa penal AA43/SE74-FAVMyF/2014.
 
El pasado viernes los padres de la niña de 15 años trataron de hablar con el profesor para que les diera una explicación, sin embargo el director de la escuela les dijo que desde hacía una semana Ocaña Mota estaba “de permiso” en la capital del estado y que tardaría una semana más en regresar.
 
De acuerdo con el Código Penal Federal, el artículo 261 sobre hostigamiento sexual, abuso sexual, estupro y violación señala: “Al que sin el propósito de llegar a la cópula, ejecute un acto sexual en una persona menor de 12 años de edad o persona que no tenga la capacidad de comprender el significado del hecho o que por cualquier causa no pueda resistirlo o la obligue a ejecutarlo, se le aplicará una pena de dos a cinco años de prisión”.
 
El artículo 259 Bis del mismo código dice: “Al que con fines lascivos asedie reiteradamente a persona de cualquier sexo, valiéndose de su posición jerárquica derivada de sus relaciones laborales, docentes, domésticas o cualquiera otra que implique subordinación, se le impondrá sanción hasta de 40 días multa. Si el hostigador fuese servidor público y utilizare los medios o circunstancias que el encargo le proporcione, se le destituirá de su cargo”.
 
Así, los maestros Esteban Fidel Román Román, Juan Esteban Marcial Villalobos, José Antonio Aguilera Morales y Julio César Ocaña Mota, acusados de violación y abuso sexual de menores de edad aún no han sido castigados y aparentemente son protegidos por las propias autoridades educativas y sindicales.
 
14/PCH/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: