Inicio Indígena se recupera tras tortura militar en Oaxaca

Indígena se recupera tras tortura militar en Oaxaca

Tras 14 días de estar inconsciente en terapia intensiva en el Hospital Civil de Oaxaca, luego de que fue torturado por tres militares, el indígena zapoteca Román García Hernández, logró despertar este jueves y será trasladado a medicina interna, le informaron en Servicio Social a su esposa, Silvia García Pérez.

El pasado 27 de febrero por la tarde, Román García Hernández y su esposa salieron a pie de su pueblo San Dionisio Ocotepec, a unos 30 kilómetros al sur de la ciudad, para ir al rancho La Laguna que se ubica a una hora y media de distancia, en el camino una camioneta los alcanzó y pidieron un “aventón”, el chofer dijo que sí.

Sin embargo, metros antes de llegar a un reten militar, el conductor paró la marcha del automóvil y echó a correr entre la maleza, quedando el matrimonio en la batea de la camioneta donde el conductor de la camioneta transportaba droga en unas cajas de cartón.

La esposa de la víctima narra que no sabían qué llevaban las cajas de cartón, hasta que los militares los detuvieron “nos dijeron, pinches indios a dónde llevan esa droga” y fue cuando empezaron a golpear a su esposo que terminó inconsciente y fue trasladado al Hospital Civil Aurelio Valdivieso en la ciudad de Oaxaca.

En los momentos que se acercó a los militares que golpeaban a su esposo, alcanzó a leer los nombres que los soldados tenían impreso en sus uniformes y recuerda, “uno es el subteniente Alfredo Hernández Méndez; el sargento segundo Teodardo Osorio Jiménez, y el cabo Carlos Vázquez García”.

Este jueves, García Hernández, “ya despertó, pero no se acuerda de nada. Está lastimado de todo el cuerpo, de una costilla, de la cara, de los brazos, se le ve muy golpeado, lo arrastraron, le lastimaron su costilla. Lo metieron a un bote de agua para que confesara que de nosotros era la droga”, dice Silvia García Pérez.

Este jueves, Román García Hernández despertó, “ya habla, me reconoce, pero no recuerda nada, no sabe cómo fueron las cosas. Se ve muy golpeado, su mano está roja, lo arrastraron, por su costilla está bien feo”.

Recuerda que “lo subieron a la camioneta, empujaron a mi esposo, se cayó hasta el suelo, yo rápido bajé, cuando voltié, de su cabeza ya estaba saliendo sangre y también su codo, entonces le pegaron en su estómago, con la cola del rifle”.

Agregó que como a 20 metros de dónde lo golpearon había un estanque, echaron agua a una cubeta y “ahí metieron su cabeza, lo estaban ahogando para que dijera que la droga era nuestra, pero nosotros no sabemos nada, nomás pedimos un aventón”.

Cuando solicitó a los militares que dejaran de golpear a su esposo, éstos se dirigieron a ellos con palabras soeces, “cállate, sino ahorita te doy tu merecido”, narró.

Silvia García Pérez, madre de cinco hijos y sin dinero para pagar siete mil 300 pesos que le cobran en el hospital civil por los 17 días que estuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), menciona que al ver que su esposo estaba herido y tirado en el suelo ensangretado, volvió a pie hacia su pueblo a pedir ayuda a sus familiares.

Añade “somos muy pobres, no tenemos dinero, estamos pidiendo prestado para los medicamentos, íbamos al rancho La Laguna para pedir prestado un terreno y poder sembrar ahora en el tiempo de lluvia”.

Cuando regresó al lugar de los hechos, su esposo ya había sido levantado, hasta el momento ignora si fueron los propios militares quienes lo trasladaron al hospital civil.

Con el poco español que habla, esa misma noche se fue a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), ahí le informaron que su esposo estaba en el Hospital Civil Aurelio Valdivieso, donde aún se encuentra internado y también, donde ella ha pasado todos estos días a la espera de que recuperara la conciencia.

09/ORA/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content