Inicio Infancia principal víctima de degradación ambiental

Infancia principal víctima de degradación ambiental

Por la Redacción

Cada año mueren más de tres millones de menores de cinco años en todo el mundo, víctimas de la degradación ambiental, incluyendo las muertes causadas por el agua y el saneamiento insalubres, la contaminación del aire en exteriores e interiores, el cambio climático y el paludismo.

La ingestión de sustancias potencialmente venenosas es más abundante en el caso de los infantes. El peligro que presentan en ellos es relativamente mayor a causa de su peso, especialmente en las zonas más peligrosas, donde el cuidado y seguimiento de sus acciones es escaso por parte de los padres.

Recién iniciado el siglo XXI, parece imposible que uno de los factores de mortalidad más importantes ente los infantes menores de cinco años sea el entorno en el que viven. Sólo el 10 por ciento de la población mundial son niñas y niños menores de cinco años, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que ese grupo de edad sufre el 40 por ciento de las enfermedades relacionadas con el medio ambiente.

El organismo internacional acaba de publicar el primer Atlas sobre Salud Infantil y Medio Ambiente, presentado durante la celebración de la IV Conferencia Ministerial Europea sobre Salud y Medio Ambiente, en Budapest (Hungría), donde se destaca que niñas y niños son quienes más sufren los peligros ambientales.

“Es inaceptable desde todos los puntos de vista que los más vulnerables de la sociedad sean quienes paguen el precio de la incapacidad para proteger a la salud frente a los peligros medioambientales”, declaró el doctor Lee Jong-Wook, Director General de la OMS.

Algunos de los datos presentados en el Atlas son los siguientes: El agua contaminada produce diarrea, que mata a 1.8 millones de personas en todo el mundo; de ellos, 1.6 millones son infantes menores de cinco años. También es responsable de muchas otras enfermedades, como cólera, disentería, fiebre tifoidea y diversas enfermedades parasitarias.

El 86 por ciento de las aguas residuales urbanas de América Latina y el Caribe y el 65 por ciento de las de Asia se vierten sin tratar en ríos, lagos y mares.

El río Ganges recibe cada minuto 1,1 millones de litros de aguas residuales sin tratar, que resulta especialmente alarmante si tenemos en cuenta que en un gramo de heces vertidas en esas aguas puede haber 10 millones de virus, un millón de bacterias, mil quistes de parásitos y un centenar de huevos de helmintos, causantes de enfermedades como diarrea, cólera, disentería, fiebre tifoidea, helmintiasis y tracoma.

Aproximadamente un millón de niños muere cada año a causa de enfermedades provocadas por la contaminación del aire en sus propias casas. En más del 75 por ciento de los hogares de Asia y África se utilizan combustibles sólidos como madera, estiércol, carbón o restos vegetales cuyo humo, inhalado por los miembros de la familia, provoca o agrava en ellos diversas enfermedades respiratorias.

La Declaración del Milenio de las Naciones Unidas pide a los gobiernos que reduzcan en dos tercios la mortalidad de los niños y niñas menores de cinco años antes del final de 2015. Vistos los números, ésta puede resultar una de las metas más ambiciosas.

Para abordar las amenazas ambientales se requiere un enfoque coordinado y la participación de diferentes sectores como salud, educación, vivienda, energía, agua y planificación, así como la estrecha colaboración de las familias y su participación activa.

La creación de un entorno saludable para niñas, niños y adultos es la estrategia menos costosa y más eficaz, como la mayoría de las medidas de prevención que, en este caso exige un exacto conocimiento de la situación, educación medioambiental básica, respeto por la infancia y compromiso político.

2004/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más