Inicio » Iniciarán operarias de Volkswagen capacitación de género

Iniciarán operarias de Volkswagen capacitación de género

Por Sara Lovera López

A 40 años de haberse instalado en México la armadora de autos alemana Volkswagen, las operarias de la planta automotriz, quienes representan sólo el 2 por ciento del personal sindicalizado, iniciarán un proceso de capacitación en género.

Su propósito es apoyar la transformación personal de al menos 360 trabajadoras, sindicalizadas y no sindicalizadas, que están incluidas en todo el proceso de producción, para que puedan mejorar sus condiciones de vida y laborales. Sesenta por ciento de ellas son madres solteras.

Ahora en la VW las mujeres participan en el ensamblado de motores, en la colocación de arneses, en la pintura y acabado de los automóviles.

Las actividades de este proyecto, firmado por el Sindicato Independiente de Trabajadores de VW, la empresa Volkswagen de México, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), fundación Friedrich Ebert, la Federación de Sindicatos Alemanes (DGB) y la Red de Mujeres Trabajadoras, iniciarán este mes de marzo.

El proyecto busca el mejoramiento de las condiciones de trabajo de las mujeres en la planta, preparar a las operarias para acceder a puestos tradicionalmente masculinos, discutir las capacidades individuales y colectivas, en lo laboral y en lo personal, y acrecentar el conocimiento de cada participante.

Inicialmente, con el apoyo de FLACSO se realizará una investigación para conocer las condiciones de las mujeres al interior de la empresa.

Esta investigación, se explicó, marca un hito, puesto que no siempre es posible el acuerdo para ubicar las condiciones específicas de mujeres trabajadoras en el interior de una planta. Se harán encuestas, entrevistas a funcionarios clave y dirigentes sindicales. Se producirá una monografía y se hará un diagnóstico.

Este fin de semana Inés González, Eleonora Elwes y Mercedes López anunciaron este proyecto de capacitación, en el marco de las jornadas de reflexión en torno del 8 de marzo. Y tuvieron la oportunidad de hacer a las trabajadoras partícipes de la iniciativa, discutir los tiempos de cada encuentro, capacitación y participación de las operarias, algunas hasta con 20 años de antigüedad en la línea de producción.

Las trabajadoras de la VW de México cuentan con una Secretaría Sindical de Género, que encabeza Olga Cosme Moctezuma, quien cumple con un doble compromiso, considerado por las trabajadoras como un acto de discriminación: representar a sus compañeras y al mismo tiempo cubrir su jornada de trabajo.

Situación diferente a la de los hombres que son representantes sindicales, quienes sí cuentan con permiso para atender sus responsabilidades sindicales y dejar durante esas tareas su actividad laboral.

Al referirse a este paso que se considera trascendente, José Luis Rodríguez, secretario general del Sindicato, recordó que la empresa está entre las más importantes del país, en el tercer lugar dentro de las empresas armadoras de autos, que participa con el 2 por ciento en el mercado nacional.

El acuerdo se enmarca, afirmó Inés González, de la fundación Ebert, en el fomento de diálogo social entre todos los actores de la producción, con el objeto de dar cumplimiento al respeto de los derechos humanos y laborales desde una perspectiva de género.

Mercedes López, de la Red de mujeres sindicalistas, que trabaja ahora con mujeres de 35 sindicatos en México, explicó que las mujeres en la rama automotriz, de la industria metalmecánica, han permanecido invisibles, porque en esta rama el 90 por ciento de los trabajadores, desde el nivel gerencial hasta el trabajo obrero, son hombres y solamente se ha incorporado el 10 por ciento de mujeres.

En la VW, de 9 mil 500 sindicalizados, solamente el 2 por ciento son mujeres.

Hace algunos años, la planta tenía 500 mujeres, lo que llama la atención, dijo, porque pareciera que hay una disminución de puestos femeninos, por ello la trascendencia del acuerdo es todavía más importante.

En su turno, frente a un nutrido auditorio de trabajadoras y sus familias, Eleonora Elwes las motivó para que participaran. Y la socióloga Irma Saucedo las hizo reflexionar sobre su papel de personas en la sociedad, considerando que el entorno en donde nos desarrollamos todas las mujeres ha fijado para éstas sólo el papel de la maternidad, olvidando su papel de mujeres y personas, que es necesario recuperar.

Se recordó también el origen del 8 de marzo, la historia de la participación femenina en los sindicatos y la importancia de que las mujeres expresen sus necesidades laborales, personales y comunitarias a través de su militancia sindical.

07/SL/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: