Inicio Inició la Cumbre de Mujeres Empresarias

Inició la Cumbre de Mujeres Empresarias

Por María de la Luz González

Pese a que 80 por ciento de las microempresas en el mundo son dirigidas por mujeres, las empresarias de todos los países enfrentan aún restricciones para acceder a financiamiento, además de que falta apoyo institucional, tanto gubernamental como del sector privado, y credibilidad en su habilidad y capacidad para dirigir un negocio.

Pese a los obstáculos, la participación femenina en este campo ha hecho una gran diferencia, pues además de sacar a las mujeres de la pobreza, esos pequeños negocios sostienen la economía local y nacional, aseguró Irene Natividad, presidenta de la Cumbre Global de Mujeres, que este año celebra su reunión anual en México.

El reto del siglo XXI, afirmó, es encontrar los mecanismos para que estas microempresas crezcan y lleguen a ser empresas pequeñas o medianas, y puedan así formar parte de una economía mayor, sostuvo en la sesión inaugural del encuentro, en el que participan 924 mujeres empresarias, ministras y profesionistas de 75 países.

Afirmó además que los progresos logrados por las mujeres en esta actividad son sólo de ellas, pues no han recibido ayuda de nadie, y los recursos para apoyarlas empezaron a fluir después de comprobarse que los micronegocios de mujeres sí funcionaban.

“Las mujeres mismas son las que están saliendo de la pobreza, no importa qué tipo de progreso se ha dado entre ellas. Esto ha sido por el esfuerzo de las mujeres mismas.

Nadie nos ha dicho ‘les vamos a dar dinero para que empiecen un negocio’, no. No dependemos de nadie más, dependemos de nosotras mismas”, aclaró.

Citando el ejemplo de Estados Unidos, destacó que 44.4 por ciento de firmas privadas particulares en el país que son dirigidas por mujeres, “y se debe a la creatividad de las mujeres”, aseguró.

Precisó que en Europa uno de cada tres negocios es propiedad de una mujer; en China la proporción es uno de cada cuatro y casi uno de cada dos en Estados Unidos, donde casi 80 por ciento de las microempresas están dirigidas por mujeres.

La Cumbre de Mujeres Empresarias, también conocida como “El Davós de las Mujeres”, se realiza cada año con el objetivo, entre otros, de ofrecer soluciones orientadas al crecimiento del poder económico de las mujeres en todo el mundo, pero a diferencia de Davós, esta Cumbre Global no limita su definición de liderazgo a la cúspide, explicó Natividad.

“Una de las razones es una muy práctica: hay muy pocas mujeres que sean presidentas de empresas, lamento decirlo; el número de ministras, sigue siendo muy reducido, solamente contamos con 11.9 por ciento de ministras en los 181 países que son miembros de las Naciones Unidas”, precisó.

Sin embargo, agregó, el poder económico de las mujeres no reside en la cúspide de las instituciones, sino en su base económica fundamental: como trabajadoras, que son casi la mitad de la fuerza de trabajo global, y como empresarias, cuya presencia se está incrementando.

El mensaje que la Cumbre quiere trasmitir, dijo, es que el apropiado uso de los recursos humanos que representan casi la mitad de la población de un país, las mujeres, “es una necesidad estratégica para mantener la competitividad de los países en la economía global”.

2005/LG/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más