Inicio » “Ir de machito por la vida”, un problema de salud pública

“Ir de machito por la vida”, un problema de salud pública

Por Ana Requena Aguilar

Daniel Leal es el coordinador del programa Hombres por la Igualdad de la Delegación de Igualdad y Salud del Ayuntamiento de Jerez, que nació hace ocho años. Es la única delegación en España en la que un grupo de hombres hacen políticas de igualdad dirigidas a hombres, desde una perspectiva “autocrítica masculina, profeminista y prodiversidad sexual”.

“Hay experiencias en otros lugares, pero que estén dentro del Ayuntamiento sólo hay ésta, desde hace ocho años”, dice Leal, que deja claro el punto del que parten a la hora de elaborar sus políticas: “Una perspectiva autocrítica masculina, profeminista y prodiversidad sexual, que deja claro que la igualdad nos beneficia también a los hombres”.

Hombres por la Igualdad trabaja con grupos de adolescentes y adultos asuntos como la construcción cultural de la masculinidad, la sexualidad, la violencia machista, las actitudes o los cuidados personales. “Ir de machito por la vida es un problema de salud pública. El problema es el modelo de masculinidad que los hombres libremente asumimos”, afirma.

Por eso, dan mucha importancia a reformar los modelos de identidad masculina: “Tratamos de flexibilizar y reformular la identidad masculina hacia posicionamientos igualitarios y erradicando el machismo. Para eso es importante trabajar la alfabetización emocional, para ir más allá de la ira y el odio, que son los sentimientos aceptados por la sociedad para los hombres. Tratamos de incluir la ternura, el sentirse vulnerable, el pedir ayuda…”.

Para ello, Leal señala que es importante “visualizar modelos de identidad distintos”, y por eso, organizan, por ejemplo, concursos de fotografía y cómic, en los que aparezcan actitudes igualitarias de los jóvenes con las jóvenes. Gran parte de este trabajo va dirigido a adolescentes varones, “los hombres del futuro”: “Se trata de desconcertar a los chicos, de confundirles las ideas, de decirles que pueden ser un chico, un hombre y no ser machista”.

Uno de sus proyectos más recientes es la guía ‘All together’, un proyecto europeo elaborado con otros tres socios procedentes de Lituania, Francia y Dinamarca, todas son instituciones diversas que trabajan por la igualdad. Esta guía es un decálogo dentro del ámbito europeo para que los hombres aumenten su participación en la conciliación desde las ventajas, es decir, partiendo de que la igualdad es buena para todos. Alguna de las ventajas que nombra: disfrutar de los hijos, compartir la tarea de ser el sostenedor familiar, más tiempo para estar con la pareja, ser independiente en las tareas domésticas y de cuidado….

“El objetivo es identificar, recoger y proponer las mejores prácticas para la participación de los hombres en las tareas domésticas, para que los hombres asuman sus responsabilidades de cuidado y hogar y también concilien”, cuenta el coordinador de Hombres por la Igualdad. La guía está dirigida a organizaciones, sindicatos, empresariado, ONG, centros de trabajo… para que contemplen a los hombres “como personas que tienen que conciliar, si no seguiremos dando la impresión de que sólo tienen que conciliar las mujeres”.

Además, Leal destaca que cada vez más los hombres valoran el clima de la empresa a la hora de facilitar la conciliación, “así que las empresas tienen que tener en cuenta esto para mantener a sus cerebros”. La guía también incluye una relación de las mejores prácticas en Europa sobre conciliación familiar y personal.

Hombres por la Igualdad trabaja también la prevención masculina de la violencia contra las mujeres: “Creemos que es un problema fundamentalmente masculino que sufren las mujeres. Analizamos en qué medida contribuimos los hombres al problema o a su solución”, dice.

También la sexualidad masculina, por ejemplo, “las resistencias de muchos hombres a ponerse el preservativo”. “Nuestro proyecto tiene partes informativas, pero fundamentalmente se trata de cambios actitudinales”, asegura Leal.

Todos los hombres que estén pasando por una crisis personal, familiar o sexual pueden acudir a la delegación de Hombres por la Igualdad, donde les aconsejarán “desde una perspectiva igualitaria”.

Otras campañas son: la del padre igualitario, un concurso de dibujos de padres e hijos con lemas como ‘mi papá me mima’, ‘mi papá me cuida’, ‘mi papá me escucha’ o ‘mi papá hace las tareas de casa’. De todos estos concursos, surgen exposiciones itinerantes, “para que sea un foco de debate de la necesidad de cambio en los hombres”.

Promocionan también el movimiento de hombres igualitarios en su entorno: “Vamos ya por la quinta edición de un encuentro provincial al que también vienen personas de otros lugares. En estos encuentros hablamos fundamentalmente de la relación de los hombres con el poder, con el mundo del cuidado y la sexualidad masculina”.

Los resultados de todas estas acciones son positivos: “La aceptación general es buena, lo primero suele ser una reacción de curiosidad. Sí hay resistencias al cambio en algunos hombres, pero creo que hay que subrayar que en general los resultados son positivos y se les fortalece la idea de que ser un machote y un machista no les conviene ni quieren serlo”.

Leal añade que, aunque cree que cada vez hay más hombres concienciados, aún hace falta realizar mucho trabajo. “En general, los hombres solemos pensar que somos más igualitarios de lo que en realidad somos”.

07/ARA/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: