Inicio Jefas de familia padecen aumento a canasta básica

Jefas de familia padecen aumento a canasta básica

Por la Redacción

Las mujeres jefas de familia en Guatemala son de las más afectadas ante el incremento de hasta 400 por ciento en los precios de la canasta básica y el ínfimo aumento al salario mínimo, advirtió Maritza Velásquez, dirigente de la Asociación de Trabajadoras del Hogar, a Domicilio y de la Maquila (ATRADHOM).

La líder de esa organización dijo que el reciente incremento salarial de apenas 200 quetzales (unos 25 dólares) no resuelve la situación de precariedad y pobreza que enfrentan las guatemaltecas. A la par, se dispararon los precios del combustible y los servicios básicos.

Velásquez explicó que a partir del aumento al salario, las trabajadoras de la maquila deben recibir 59.45 quetzales diarios (poco más de 6 dólares), cifra que –aclaró– no cubre su alimentación diaria, el transporte, el pago de servicios básicos como luz, agua y teléfono, ni las necesidades de sus familias.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE) la familia promedio en Guatemala consta de cinco integrantes.

La Comisión Paritaria (instancia que determina el tope de los salarios mínimos) propuso que el pago mínimo fuera de 100 quetzales diarios (aproximadamente 12.5 dólares), pero el monto no fue bien visto por los empresarios, quienes a principios de este año anunciaron despidos masivos, sobre todo en la industria del ensamblaje.

Maritza Velásquez dijo a Cerigua que el aumento al salario mínimo no representa una respuesta a la realidad de precariedad ni constituye una propuesta concreta de erradicación de la pobreza.

Actualmente, el 40 por ciento de la población en Guatemala es económicamente activa (PEA) y otro 20 por ciento busca plazas laborales en el ámbito formal. En ese sentido las mujeres también enfrentan una situación de desventaja debido a la maternidad, a que los puestos son creados con base en el perfil masculino y al patriarcado que domina las decisiones empresariales, aseguró la dirigente de ATRADHOM.

Una de las acciones positivas y que constituye un valioso precedente para el país en el tema laboral, enfatizó Velásquez, es la creación del Consejo Económico Social (CES), en el que se evidencia la voluntad política para trabajar coordinadamente entre los empresarios, el gobierno y la clase trabajadora.

Sin embargo, la líder laboral lamentó que en el CES no existe la representatividad de las mujeres, lo que se agrava con el enorme sesgo patriarcal que persiste en figuras como el Comité de Asociaciones Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF) y en las instituciones encargadas del tema laboral.

Velásquez recordó que en los Acuerdos de Paz en Guatemala se establece que la participación debe ser de todos y todas, y que el reto para las mujeres es romper con el miedo a expresar sus ideas, participar, hacer propuestas y mantener los espacios de interlocución.

11/RED/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content