Inicio Jóvenes universitarias vislumbran futuro sombrío

Jóvenes universitarias vislumbran futuro sombrío

Por Anayeli García Martínez

Garantizar acceso a la educación y generar empleo de calidad para las mujeres son dos de las principales demandas que las jóvenes mexicanas llevarán a la cumbre del G-20, a realizarse el 18 y 19 de junio en Los Cabos, Baja California Sur (BCS).

Ante el precario escenario laboral que enfrentan las mujeres, un grupo de estudiantes de universidades públicas y privadas anunciaron que participarán en las actividades de protesta contra las políticas neoliberales implementadas por el G-20.

Cristina Arias y Jessica Jiménez, estudiantes de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), afirmaron que las decisiones financieras y políticas de austeridad del G-20 impactan de forma negativa a las estudiantes y trabajadoras.

Al participar en la rueda de prensa que ofrecieron las organizaciones que integran la Coalición Mexicana Frente al G-20, ambas estudiantes anunciaron que las y los jóvenes, en su mayoría estudiantes universitarios, se unen a estas protestas.

Cristina, estudiante de Antropología Social, dijo que es conciente de que tiene pocas opciones de trabajo: ir al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) o ser docente, por ello critica que el empleo se considere un privilegio y no un derecho.

En su opinión, las políticas instauradas por los países que integran el G-20 atentan directamente contra los derechos laborales porque disminuyen prestaciones, niegan la seguridad social y “flexibilizan” el empleo, lo que al final beneficia a los empresarios.

La estudiante señaló que se ha obligado a la juventud, en especial a las mujeres, a no tener un futuro porque ?explicó? son ellas quienes tienen menos posibilidades de encontrar empleo y cuando lo hacen también deben desarrollar su jornada en la casa.

Además relató que muchas y muchos de sus compañeros antropólogos, decepcionados por la precaria oferta laboral, deciden no terminar la carrera si al final de cuentas obtendrán empleos con pésimas condiciones laborales como encuestadores en sondeos publicitarios, o como policías.

De acuerdo con las organizaciones civiles se prevé que en la próxima cumbre en Los Cabos los ministros, jefes de Estado y líderes de organismos internacionales centren las discusiones en la crisis económica de Europa y en cómo estabilizar el euro.

Alejandro Villar, miembro de la Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio, previó que en la reunión del G-20 se expongan políticas económicas de austeridad, pero sin hablar de cómo regular los bancos o los paraísos fiscales.

Lo anterior es importante porque al final estas decisiones a gran escala afectarán con mayor crudeza a las y los jóvenes, toda vez que el Estado no invertirá en su educación ni en garantizar prestaciones laborales, seguridad social o servicios de salud.

Jessica, estudiante de Ciencia Política, lamentó que las y los jóvenes (al menos quienes tienen recursos económicos) opten por estudiar una maestría o un posgrado ?no para obtener una mejor oferta laboral, sino para no cerrarse las puertas frente al desempleo.

La joven advierte que este es el escenario más esperanzador en un país donde la mayoría de las y los estudiantes de universidades públicas vienen de familias en las que los padres tienen empleos informales, o ganan apenas dos salarios mínimos (120 pesos diarios).

Jessica también criticó que ante este flagelo la única solución de Felipe Calderón sea ofrecer a la juventud tres meses de empleo con la libertad de que una vez transcurrido este tiempo, los empleadores puedan despedirlos. “Las personas se vuelven desechables”, dijo.

Indicó además que el Programa Nacional de Financiamiento a la Educación Superior, que apenas anunció Calderón para ofrecer créditos a estudiantes para que continúen sus estudios, significa “endeudar a las familias mexicanas” hasta por 15 años.

Leonor Aída Concha, dirigente del Colectivo Mujeres para el Diálogo, alertó que la crisis económico-financiera profundiza la histórica condición de las mujeres de sometimiento, y las confina a las tareas domésticas y de cuidado.

Por ello advirtió que es necesario cambiar la lógica económica de las instituciones financieras internacionales, para que las mujeres sean reconocidas como agentes de cambio económico por su relación en el proceso “vida-trabajo-capital”.

Las organizaciones anunciaron que a fin de compartir experiencias, el próximo 12 de junio en el Zócalo capitalino se realizará un encuentro internacional con jóvenes “indignados” de los movimientos Ocupa Wall Street de Estados Unidos, M-15 de España y Ocupa Londres.

A las jornadas de protesta se unirán estudiantes de la UNAM y Politécnico, muchos de ellos también integrantes del movimiento “YoSoy132”, e incluso esperan entrevistarse con Camila Vallejo, líder estudiantil chilena que estará en México la próxima semana.

12/AGM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content