Inicio Juegos Olímpicos a favor de equidad de género

Juegos Olímpicos a favor de equidad de género

Por la Redacción

En los primeros juegos olímpicos de la era moderna, en Atenas durante 1896, las mujeres atletas estuvieron completamente ausentes. Pero 104 años más tarde y también en la capital griega, ellas serán un 40 por ciento de los 10 mil 500 atletas. Sin embargo, varias delegaciones no cuentan con ninguna representante femenina.

Este año, hasta el momento, se estima que serán seis las selecciones que sólo tendrán hombres en sus participantes y se cree que mayoritariamente se debe a razones culturales y religiosas de ciertos países, donde la marginación de las mujeres aún está fuertemente presente.

En los juegos de Barcelona, en 1992, había 35 equipos exclusivamente masculinos. En 1996 en Atlanta eran 26 y en 2000 en Sydney había ocho. Todo un avance en la participación femenina, gracias la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) hace dos décadas, de favorecer los equipos mixtos, incrementando el número de pruebas exclusivas para mujeres, durante la programación de los juegos.

Ya en 1991, el Comité decidió oficialmente que todo nuevo deporte inscrito debe obligatoriamente contemplar pruebas femeninas.

Durante los juegos en Sydney, en el 2000, las mujeres concurrieron en 132 de las 301 pruebas (en 25 deportes de 28 en total).

De hecho, la actual Carta Olímpica estipula: “Toda forma de discriminación con respecto a un país o una persona, ya sea por razones raciales, religiosas, políticas, sexo u otras es incompatible con la pertenencia al Movimiento Olímpico”, según difunde Mujereshoy.

Se trata de un principio fundamental sobre el que se apoya el Comité Atlanta-Sydney-Atenas, para exigir que las delegaciones que excluyan toda presencia femenina simplemente se les prohíba su participación en los Juegos. “Todo comenzó en 1992 cuando Sudáfrica fue autorizada a regresar entre las naciones olímpicas.

“Toda la prensa se felicitó entonces de la presencia de atletas negros y blancos en esa delegación, pero se nos saltaban los ojos cuando vimos que las 35 delegaciones no incluían mujeres”, recuerda Linda Weil-Curiel, una de las fundadoras de este Comité.

La estadounidense Anita Defrantz, Presidenta de la Comisión Mujer y Deporte del COI constituida en 2004, reafirmó que el movimiento olímpico comparte el mismo objetivo, es decir, el 100 por ciento de delegaciones mixtas, pero recalcó que prima la persuasión más que la represión.

“Son los propios Juegos Olímpicos y los medios de comunicación los que van a contribuir a ello”, explicó la dirigente.

La cobertura mediática de las pruebas femeninas es casi igual a la de las masculinas en algunos países. “Todo dependerá de lo que pase durante estas dos semanas en Atenas”, agregó Defrantz.

2004/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content