Inicio Kamel Nacif debe pagar

Kamel Nacif debe pagar

Por Marta Guerrero González

El tiempo ha dado la razón a la periodista Lydia Cacho, el empresario de la mezclilla, Kamel Nacif, sí tiene que ver en los hechos relacionados con el acusado de pederasta Jean Surccar Kuri y desde luego, con la vinculación de éste en la extensa red internacional de abuso de menores y pornografía infantil. De otra manera no se entiende el motivo por el cual ocupa su tiempo, empleados y amigos en la defensa del ahora detenido en Arizona, Surccar Kuri. Lo ayuda, protege y encubre.

Si de verdad hay justicia en Puebla, en nuestro país, Kamel Nacif, debe resarcir a Lydia, en su honor, en su prestigio y en su patrimonio. Debe pagar por daños y perjucios; probablemente su dinero y su gober precioso, le eviten pisar la cárcel pero, al menos, que sirva la justicia para arrancarle un buen tajo a la fortuna con la que compra influencias, jueces y procuradoras.

No podemos permitir que grupos en el poder se confabulen con distintos personajes de la sociedad para proteger los intereses de capos, pederastas, violadores, ladrones y explotadores de nuestra infancia.

Celebro que estos asuntos salgan a la luz, aunque el método no sea el correcto, entendemos, como lo entiende la sociedad mexicana e internacional que la única manera de romper la complicidad del poder es exhibiéndolos.

¿Dos botellas de coñac sirven para comprar a un gober precioso? No, claro que no. Pero sí lo hacen los fondos aportados a una campaña y otros favores desde el poder del dinero e influencias.

Insisto, en cada video escándalo y audio escándalo lo que sigue es la investigación y argumentos de los implicados en ellos, razón por la que es preciso separarse del cargo mientras esto ocurre.

Tal como lo hiciera Jorge Emilio González al pedir licencia al Senado para poder ser investigado (más de un año), por eso dicen que el que nada debe, nada teme.

Reconocimiento que pocos le otorgan al líder del PVEM y que muchos nos se atreven a afrontar ni en sueños guajiros.

Para estos empresarios de origen árabe las mujeres y los niños tienen muy poca valía y están en libertad de hablar con insultos sobre ellos.

Pero el gobernador Constitucional de un estado no puede expresar sus opiniones personales impunemente. El medio periodístico exige disculpas y, una investigación por parte de las autoridades sobre la posible participación del empresario Kamel Nacif en contra de los ataques a los compañeros periodistas en sus vidas, patrimonio y prestigio ya que su odio y falta de integridad moral, automáticamente, lo ponen bajo sospecha. Quien delinque es un delincuente, aquí y en Puebla.

No debemos olvidar que de lo que se trata es de desmantelar la red que protege a la pornografía infantil, delito de lo más castigado a nivel mundial.

Si el gobernador Mario Marín está implicado de cualquier modo, aunque sea sólo protegiendo a sus amigos delincuentes debe ser juzgado, no basta con dejar el cargo, debe ir todo el peso de la ley por él.

*Periodista mexicana

06/MG/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content