Inicio » La Conferencia de El Cairo 1994, desconocida y esencial

La Conferencia de El Cairo 1994, desconocida y esencial

Por Martha Martínez

Estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), señalan que el descuido de los derechos sexuales y reproductivos de las personas es la causa de muchos de los problemas a los que se enfrenta la comunidad internacional como la violencia, la mortalidad materna y el VIH/SIDA.

Actualmente el instrumento que establece el derecho de todas las personas incluidos los jóvenes –personas de entre 12 y 29 años de edad- a ejercer sus derechos sexuales y reproductivos es la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD) celebrada en El Cairo en 1994.

Este instrumento internacional establece que los derechos sexuales y reproductivos son garantías individuales, por lo que las naciones que lo han ratificado, entre ellas México, los reconocen como una parte integral e intransferible de los derechos humanos.

La CIPD define a la salud reproductiva como el estado de bienestar físico, mental y social, y no la mera ausencia de enfermedades o dolencias, en todos los aspectos relacionados con el sistema reproductivo, sus funciones y sus procesos.

Lo anterior significa que todas las personas tienen el derecho de disfrutar una vida sexual satisfactoria, sin riesgo de procrear y sin que la sociedad o los servicios de salud las critiquen, discriminen o nieguen algún servicio.

En este sentido, para la CIPD la atención de la salud reproductiva es el conjunto de métodos, técnicas y servicios que contribuyen a garantizar el respeto a las decisiones que las personas toman sobre su sexualidad y reproducción, es decir, rechaza que la sexualidad sea sólo para fines reproductivos.

Por ello, la CIPD establece que las instancias públicas de salud deben garantizar el pleno acceso a información, servicios de salud y acceso a métodos anticonceptivos.

La no atención integral y respetuosa de la salud sexual y reproductiva no sólo impide el mejoramiento de la calidad de vida de las personas y de las relaciones personales, sino que promueven la violencia, la discriminación y el VIH/SID que actualmente es considerado un problema de salud pública.

Hoy en día, cerca de 54 mil 500 personas en México están infectadas con VIH/SIDA, mientras que uno de cada tres hogares padece violencia intrafamiliar.

De ahí la importancia de poner en práctica la CIPD cuyo uno de sus principales aciertos es reconocer que el derecho de las parejas a ejercer libre y responsablemente su sexualidad y que el disfrute pleno de la sexualidad es fundamental para la salud, el bienestar físico, mental y social.

En este sentido, nadie puede presionar o inducir al remordimiento, la culpa o discriminar a una persona por ejercer o no actividades relacionadas con el disfrute de su cuerpo y su vida sexual.

2003/MM/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: