Inicio La energía de Lise Meitner

La energía de Lise Meitner

Por Erika Cervantes

La historia de la ciencia está llena de hechos poco nobles como el robo o adjudicación de descubrimientos científicos, como el caso de Otto Hahn quien recibió en 1944 el premio Nobel de Química por el descubrimiento de la fuerza nuclear sin reconocer el aporte de Lise Meitner sobre la separación de los núcleos de uranio.

Lise Meitner nació en Viena el 7 de noviembre de 1878 en una familia judía que se convirtió después al cristianismo. A pesar de la época en que a las mujeres no les era permitido estudiar Meitner superó todos los obstáculos par convertirse en una de las físicas principales de Alemania tras ingresar a la universidad de Viena en 1901 y recibió su doctorado en la física en 1907.

Las siguientes tres décadas, Meitner trabajó con el químico Otto Hahn con sustancias radiactivas. En 1917, el equipo descubrió un nuevo elemento, el protactinium. Fue la misma época en que Lise fue asignada a la dirección del departamento de la Física en el Instituto de Kaiser Wilhelm en Berlín.

Más de una década la influencia de Adolf Hitler se diseminaba en Europa, y el origen judío de Lise Meitner puso en riesgo el curso de su investigación. La presión antisemita orilló a Meitner, al igual que otros prominentes científicas y científicos, a buscar asilo en otros países.

En 1938, Meitner se mudó a Estocolmo, en Suecia trabaja en el instituto de Manne Siegbahn, en donde establece contacto con su sobrino, Otto Frisch, que también vivía en exilio. Su intercambio dio como resultado una ampliación en las tentativas anteriores de Enrique Fermi sobre la fisión del uranio que, hasta entonces, parecía imposible.

Con la contribución de innovaciones químicas de Otto Hahn, Meitner y Frisch produjeron el primer ejemplo de la fisión nuclear. El descubrimiento de la fisión era crítico a la creación de la bomba atómica, pero Meitner no tomó ninguna parte en el proceso del desarrollo y expresó la preocupación por su uso.

A pesar de su oposición a su uso, Lise Meitner es considerada por alguno como la “madre de la bomba atómica.”

Lise Meitner, a pesar de allanar el camino con su descubrimiento de la obtención del punto de fisión a Otto Hahn premio Nobel de Química, nunca fue reconocida como coautora por ser judía.

Sin embargo, recibió un cierto reconocimiento por sus contribuciones a la física en 1966 en que le concedieron el premio Enrique Fermi de Estados Unidos.

Lise Meitner murió en Cambridge, Inglaterra el 27 de octubre de 1968, heredándonos el descubrimiento del punto de fisión nuclear y la lucha constante por ser reconocida como científica y mujer.

2004/EC/MR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content