Inicio » La escritura erótica debe separar la voz narrativa de la del autor

La escritura erótica debe separar la voz narrativa de la del autor

Por la Redacción

La autora cubana Mayra Montero confesó que los capítulos más terribles de sus obras eróticas los escribió con frialdad, al tiempo que se declaró gran admiradora del peruano Jaime Bayly, cuyas novelas abordan abiertamente el tema de la sexualidad.

Montero habla de esos temas en una entrevista publicada en el último número de Revista de Libros, del diario chileno El Mercurio.

“Concebí la historia de La última noche que pasé contigo, basándome en una pareja de mediana edad que, luego del matrimonio de su única hija, decide embarcarse en un crucero por el Caribe. A medida que iba escribiendo, la historia se iba erotizando”, dijo la escritora nacida en La Habana en 1952 y residente desde hace tiempo en Puerto Rico.

“La mandé al certamen La Sonrisa Vertical y resulté finalista. Eso fue en 1991. Las únicas inhibiciones surgieron mientras escribía ciertos pasajes. Entonces me decía, qué dirá la gente cuando esto se publique. Pero a la vez me consolaba pensando que para eso faltaba mucho”, agregó.

Luego, “no tuve miedo de que mi sexualidad quedara expuesta, pues siempre he separado lo que es la voz narrativa de la voz y las convicciones del autor”, reveló Montero.

Asimismo recordó que “en una ocasión me preguntaron si me excitaba escribiendo, a lo que respondí: No más que otras veces. Para una revista española, en la que se abordó este asunto, expliqué que los capítulos más terribles los he escrito con frialdad; lo que me imagino que les ocurre a los actores que hacen escenas de amor: uno está tan preocupado por lo que está haciendo profesionalmente, que no queda tiempo para otra cosa”.

En su caso, Montero dijo que escribió La última noche que pasé contigo, y Púrpura profunda (finalista y ganadora del Premio La Sonrisa Vertical, respectivamente), “pendiente de las palabras, del oficio… lo escribo con frialdad, como si estuviera friendo un pescado”.

En cuanto a la diferencia entre la novela, a secas, y la erótica, la autora asevera: “Prefiero no encasillar a la literatura. Hay por ahí novelas de tremendo contenido erótico que son publicadas en colecciones no eróticas y, por lo tanto, se han sacudido el sambenito del erotismo.”

“Pero si las lees”, continúa, “te darás cuenta de que tienen un gran énfasis en lo sexual. Eso pasa, por ejemplo, con algunas novelas de un escritor que admiro muchísimo que es Jaime Bayly”.

Otras novelas de Montero son Como un mensajero tuyo, Del rojo de su sombra, Tú, la oscuridad, y El capital de los dormidos.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: