Inicio » La falta de agua lleva siempre una injusticia social

La falta de agua lleva siempre una injusticia social

Por Lucía González

Un alto porcentaje de ciudades de Latinoamérica son insostenibles desde el punto de vista ambiental si se mantiene la actual política de manejo de recursos naturales, advirtió, Danilo Antón, doctor en geografía y consultor en gestión ambiental hídrica.

El autor uruguayo del libro “Ciudades sedientas”, publicado en Canadá y traducido a varios idiomas, dijo a Cimacnoticias que ciudades como México, Guatemala, Lima, Buenos Aires, Bogotá y Sao Paulo, tienen como factor común los problemas que enfrentan por la falta de agua.

El especialista, quien trabajó algunos años en Toluca, explicó que la capital mexicana importa desde hace años el 40 por ciento del agua que necesita para sus habitantes ya que el manto acuífero apenas logra abastecer un 60 por ciento de sus necesidades, aún cuando éste es uno de los más grandes de Latinoamérica.

Entrevistado en el marco del Tribunal Latinoamericano del Agua (TLA) que se realiza en esta capital, el experto en recursos hídricos, dijo que otro de los mayores problemas que enfrentan las grandes urbes de Latinoamérica es la contaminación.

Hay ciudades como Lima, dijo, en la que el agua disponible es muy poca, otras como Buenos Aires en la que aunque se tiene en grandes cantidades está contaminada y no se puede usar, o bien Sao Paulo y México quienes tienen los mismos problemas: hay agua pero no es suficiente para la población.

Antón dijo que la falta de agua lleva a una gran injusticia social porque siempre son los más pobres quienes deben pagar por el vital líquido, la mayoría de las veces hasta un 100 por ciento de su valor.

“Eso es lo que agrava la injusticia, los barrios residenciales pudientes económicamente de las ciudades latinoamericanas no carecen de agua y los pobres o marginales deben pagar por el servicio y las autoridades se niegan a ver que es mucho más caro llevar a las pipas o aguateros a colocar una tubería”, comentó.

Aunque propuso la construcción de represas o embalses, expuso que el Distrito Federal no es un sitio donde se puedan edificar este tipo de construcciones.


“Creo que si estamos ante una crisis mundial del agua y no es que falte conocimiento al respecto ya que lo hay, pero lo que falta es conciencia y eso es más difícil de conseguir porque implica un paso más del conocimiento y toca asuntos éticos, espirituales y religiosos”, comentó.

Sobre los trabajos del TLA opinó que este tipo de actividades siempre ayudan a aumentar la conciencia aunque dijo el trabajo es mucho más arduo que porque se trata de un tribunal de carácter ético.

06/LU/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: