Inicio La guerra como “realidad virtual” para Estados Unidos

La guerra como “realidad virtual” para Estados Unidos

Por Fabiola Calvo

La guerra desde la Casa Blanca es una realidad virtual, tal como la mostraron a los televidentes en 1991 durante la Guerra en el Golfo Pérsico. No había bombardeos, sólo luces, fuegos artificiales, nada de muertos, ni madres, ni hombres y mujeres con heridas y fatales consecuencias.

Tampoco hoy muestran a los niños con leucemia, producida por las bombas impregnadas por uranio, ni los 500 mil que mueren al año, de acuerdo con las denuncias de la organización Médicos sin Fronteras. Con sobrada razón se pregunta Susan Sarandon ¿Qué me ha hecho a mí el pueblo irakí?

Esta invasión o guerra preventiva con intereses definidos, borra intereses religiosos, de etnia, de género. El Papa Juan Pablo II no acepta la guerra y el ministro de Defensa en España, Federico Trillo, reconocido miembro del Opus Dei, dice que las palabras del jerarca no son vinculantes.

Condolezza Rice, mujer y negra, actúa como cualquier poderosos que intenta reconquistar el mundo; Luisa Fernanda Rudi, presidenta del parlamento español, pidió a los servicios de seguridad que desalojaran la tribuna con los artistas y actrices invitadas, por lucir camisetas con un No a la Guerra. Libertad de Expresión.

Y es que el gobierno está muy disgustado porque en la entrega de los Premios Goya, en forma casi unánime los artistas expresaron su desacuerdo con la guerra. El gobernante Partido Popular (PP) no podía admitir tal desafuero y sobre todo que lo hiciesen en la cadena de televisión de servicio público, porque señoras, señores, los artistas a actuar, la política para los políticos. Nada de ejercer derechos ciudadanos.

CONTRA LA GUERRA, ESCUDOS HUMANOS

Es lo menos que podrían hacer los artistas porque ya se encuentran en Bagdad escudos humanos, gente que está marchando para la zona para acompañar a los habitantes del país que se encuentra en la mira del mundo.

Y allá en esa ciudad que fue inspiración para antiguos escritores, se encuentran la Plataforma de las Mujeres Artistas contra la violencia de Género que preside Pilar Bardem. Allá, en esa ciudad de las Mil y una noches, Cristina del Valle, la intérprete de “La ciudad de los sueños perdidos” ,vivió la calma tensa que se respira.

Actores y no actores, la denominada opinión pública y los gobiernos a favor de la guerra harán su pulso el 15 de febrero. En España, con excepción del PP, todas las fuerzas parlamentarias, las centrales sindicales, las organizaciones no gubernamentales se encuentran en plena campaña por el No a la Guerra, ese mismo que lucieron cuatro modelos en la Pasarela Gaudí.

El gobierno español permite la disposición de todos los preparativos en las bases militares de Rota y Morón. También en Zaragoza existe una base aérea y en Madrid aún quedan retazos de la base de Torrejón.

De tal manera que no pueden sonar rancios las llamados contra la guerra, contra una guerra que se denomina preventiva que viola la carta fundacional de Naciones Unidas y todas las normas internacionales.

Estados Unidos va a la guerra porque un país tiene unas armas de destrucción masiva que hipotéticamente puede utilizar, lo cual le confiere el derecho de masacrar a su pueblo, que igual puede leerse como muerte masiva.

Estados Unidos se quiere erigir en justiciero cuando dijo no al Tribunal Penal Internacional porque ellos eligen el enemigo y deciden la lógica judicial para determinar la legitimidad de las pruebas.

A Irak se le atacará por incumplir las resoluciones de Naciones Unidas, sin embargo Israel, Turquía y Marruecos aliados de Estados Unidos son los mayores infractores.

No queda sino el derecho a la palabra, donde se pueda, y el derecho a la movilización. Todos los dictadores, han necesitado de grandes mayorías para irrumpir en el poder, es falso que lleguen solos. Apelemos a nuestra responsabilidad democrática.

FC/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content