Inicio » La indefensión de mujeres en el trabajo, culpa del Estado

La indefensión de mujeres en el trabajo, culpa del Estado

Por Hypatia Velasco Ramírez

El derecho laboral está inmerso dentro de un sistema que coloca a las mujeres en un total y completo estado de indefensión y el primer responsable de lo que les ocurre a quienes enfrentan un demanda laboral por violación de su derechos es el Estado, responsable también de que el sistema de justicia sea patriarcal.

Así lo señaló hoy la abogada feminista Claudia Domínguez, durante la sexta mesa de medios convocada por Comunicación e Información de la Mujer AC y la fundación Friedrich Hebert Stiftung, bajo el tema los Derechos Laborales de las Mujeres: ¿Qué pasa con las trabajadoras?

Al respecto, Domínguez señaló que debe cuestionarse por qué los derechos laborales no están concebidos como derechos humanos y por qué no podemos acudir a una Comisión de Derechos Humanos a denunciar que nuestros derechos laborales están siendo violentados. Es el Estado, dice, el que es responsable de que no se reconozcan como tales.

Parece “que las mujeres en el ámbito de trabajo no tenemos dignidad, ni un proyecto de vida, pues este último ni siquiera está contemplado en el área laboral. Sin embargo habría que pelearlo incluso en la vía penal”.

Las mujeres, según el Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género, engruesan las filas del empleo precario y sin protección y la discriminación hacia ellas en materia laboral se ve reflejado en que ocupan los estratos más bajos.

Así ocurre con Martha, Cynthia y Sylvia, quienes hablaron sobre sus casos durante la Mesa de Medios.

Silvia Márquez Santiago trabajaba en la gasolinera Servicio Valle México, S.A. de C.V ubicada en el kilómetro 17.5 de la Autopista México-Puebla cuando un camión entró por la isla Número 1, atropellándola.

La pierna derecha de Sylvia quedó debajo de la llanta del camión. El chofer, en lugar de retroceder comenzó a acelerar y sintió cómo sus huesos se rompían: perdió dos tercios de su pierna.

Hasta ahora, el propietario de la gasolinera no se ha responsabilizado de la situación y tampoco le ha cubierto salario alguno desde el 30 mayo de 2006.

La atención médica la recibe por parte del Seguro del vehículo que la embistió.

Silvia levantó una demanda laboral en contra de la gasolinera y de manera subsidiaria contra Petróleos Mexicanos.

Hasta ahora, un abogado penalista insiste a Sylvia que tome los 104 mil pesos que le sobran del seguro para que se indemnice y se vaya, dice Eduardo Díaz Reguera, abogado de Sylvia.

Explica que Sylvia demandó al patrón porque no ha sido solidario con ella y amenazó a sus trabajadores para que no hablaran sobre el caso, además de mantenerlos sin pago ni seguridad social.

Martha Carrillo Escalona era enfermera en el Hospital de Petróleos Mexicanos. Su demanda laboral tiene ya 12 años.

Al tratar de levantar a un paciente Martha sintió un tirón. Luego de varios exámenes y practicarle una artroscopia, en 1996 le descubrieron una ruptura de ligamento, razón por la cual la operaron, lo que a su vez provocó que su brazo quedara prácticamente sin movimiento y con fuerte dolores. Les dije a los médicos que mejor me cortaran el brazo, tal era mi dolor.

Martha ha tenido tres operaciones más. Sin embargo, tiene una incapacidad permanente para desempeñar el puesto de enfermera de cuidados intensivos. Hoy vende bolsas y plata en un mercado los fines de semana.

Martha levantó una demanda contra Petróleos Mexicanos en la Junta especial número siete de Federación de Conciliación y Arbitraje número 238/05, donde pidió que se le pagaran los salarios y prestaciones que hasta ahora no ha recibido y que se declararan la incapacidad parcial permanente, así como su reposición en un puesto acorde a su capacidad.

Pidió también el reconocimiento de la iatrogenia (daño causado por un procedimiento médico) sufrida.

Díaz Reguera, también abogado de Martha, explicó que el juicio en primera instancia se perdió, por lo que acudieron ante el juez de amparo a través del colegiado que absolvió a Petróleos Mexicanos.

En 2001, se declaró el accidente de trabajo, pero como Martha estaba en rehabilitación con Petróleos, nuevamente absolvieron a la empresa.

Le pagaron la indemnización hasta 1998 y hasta ahora la empresa no ha determinado el grado de incapacidad, por lo que Martha emitió una nueva demanda, donde pide el cumplimiento de un laudo que el anterior presidente de la junta no determinó y que era condenar a la empresa.

Para Cynthia Ortiz Acosta la historia no es muy diferente: luego de 12 años de trabajar para la empresa Multivisión, fue despedida injustificadamente en el 2002, es decir lleva cinco años con su caso.

Al ser despedida, reclamó el reconocimiento y pago como Gerente de Proyectos Especiales, Plazas y Filiales, toda vez que la empresa no cubrió el salario de dicho puesto, por lo que Cynthia demandó a Multivisión.

Durante el juicio, la empresa, para revertir la carga probatoria ya que negó el despido, ofreció a Cynthia el trabajo y le reconoció el salario como gerente, por lo que tendrán que cubrirle las diferencias del doble de su salario desde abril de 2001 y hasta que se resuelva el juicio, actualmente en etapa de desahogo de pruebas.

07/HV/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: