Inicio La legalización del aborto disminuiría el crimen

La legalización del aborto disminuiría el crimen

Por Silvia Magally

Tras conocer los resultados de un estudio sobre criminalidad y aborto presentados por el doctor John Donohue, que demostraron la relación que existe entre la reducción de los índices de criminalidad con los hijos no deseados, mujeres políticas y funcionarias del gobierno capitalino se pronunciaron por la despenalización del aborto.

Rosario Robles llamó a analizar las causas sociales del aborto y su impacto en la delincuencia, tras señalar que su despenalización resulta más barata para el país pues muchas mujeres están perdiendo la vida al recurrir al aborto inseguro. Dijo que no bastan cambios en la legislación, como tampoco es posible continuar alimentando a una industria que sólo favorece a unos cuantos doctores.

Señaló que es necesario respetar la Constitución y el derecho a decidir el número de hijos. Consideró que se deben continuar realizando en nuestro país estudios similares al del doctor Donohue, con una perspectiva social y que tiendan a reconstruir el tejido social.

Planteó que se deben fortalecer los derechos de las mujeres, así como también el combate al crimen organizado.

En tanto que Bárbara Yllán, subprocuradora de Atención a Víctimas del Delito de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), llamó a realizar un referéndum respecto a este tema que, aceptó, es un tema complicado.

La subprocuradora dijo que la despenalización del aborto, como sugiere el estudio presentado esta tarde en el Museo de la Ciudad de México a iniciativa del Foro Nacional de Mujeres y Políticas de Población, podría servir como argumento para la reducción de la criminalidad en la ciudad de México. Bárbara Yllán opinó que la penalización puede ser un factor criminógeno.

Por su parte, Patricia Mercado, presidenta de México Posible, dijo que el tema del aborto es un tema de justicia, de salud, que no debe ser cuestión de ideologías ni de aspectos religiosos sino de políticas de Estado que combatan este fenómeno.

Coincidió con la hipótesis de John Donohue en el sentido de que los hijos no deseados pueden involucrarse en las actividades delictivas, por lo que cada vez vemos mas niños menores de edad cometiendo actos ilícitos. Sin embargo, consideró que reducir la edad penal no resuelve el problema.

También la diputada federal Lizbeth Rosas Montero, secretaria de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados, se pronunció por la despenalización del aborto al criticar al gobierno federal de manipular con falsas estadísticas esta problemática.

Dijo que la despenalización debe ser tema de debate y de análisis en el Congreso al recordar que al menos mil mujeres mueren al año como consecuencia del aborto.

Antes, el subsecretario de gobierno Martí Batres se dijo sorprendido por los resultados de la investigación de John Donohue, por lo que considero que los mexicanos estamos obligados a investigar el tema para garantizar sociedades más felices.

Durante la presentación, John Donohue, especialista en políticas de control del crimen y seguridad pública, así como profesor de la Universidad de Stanford, puntualizó que los niños no deseados intervienen en actividades criminales, al asegurar que la despenalización en algunos estados de los Estados Unidos tuvo un impacto en la disminución de los índices de criminalidad.

Observó que antes de la despenalización del aborto en Estados Unidos se registraban cerca de millón y medio de abortos cada año, mientras que actualmente se registra uno por cada dos nacidos vivos.

Dijo que la legalización del aborto, el incremento de policías, el encarcelamiento y la caída del consumo de drogas tienen mayor impacto en la disminución de la criminalidad incluso que la pena capital y las leyes de control de armas.

Aceptó que el tema es controvertido, y la dificultad que representa la despenalización del aborto, no obstante precisó que es posible impactar en la reducción de embarazos no deseados para disminuir el número de nacimientos de hijos no deseados.

Dijo que en Estados Unidos el crimen comenzó a disminuir 18 años después de la legalización del aborto.

Los cinco estados que permitían el aborto en 1970 experimentaron disminuciones antes que el resto de la nación que despenalizaron en 1973.

Igualmente reveló que las detenciones después de la legalización también disminuyeron. En este sentido observó que el aborto legal podría explicar hasta en 50 por ciento la reciente disminución del crimen en Estados Unidos.

Comentó que los niños productos de embarazos no deseados habrían alcanzado las edades máximas para la actividad criminal, de 18 a 24 años, a principio de los noventas, cuando las cifras del crimen empezaron a disminuir en los Estados Unidos.

2003/SM/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content