Inicio » La mujer en internet

La mujer en internet

Por la Redacción

El desarrollo del internet en la última década ha permitido que aquellos sectores sociales que habían estado marginados ahora puedan disponer de sus propios canales de comunicación. Gracias e ello surgieron páginas web de grupos religiosos, de asociaciones civiles, de comunidades migrantes e incluso de simpatizantes de guerrillas.

Asimismo en la gran red ahora hay sitios que dan voz a grupos de mujeres, que tradicionalmente habían guardado silencio: feministas, poetas, políticas o profesionistas.

Sin embargo, como señaló en su momento Esther Dyson, editora de la revista online Release 1.0, las mujeres han sido ancestralmente apartadas de los puestos claves y ahora del desarrollo tecnológico, cuya base en este mundo global es la red de redes.

La mayor parte de la información de internet relacionada con las mujeres no apela a la igualdad de derechos ni tampoco fomenta los valores; según las estadísticas, únicamente en Estados Unidos y Escandinavia la brecha entre géneros sobre el uso de la red se ha cerrado, pero en el resto de los países aún continúa la desigualdad.

Por ejemplo, la inequidad entre mujeres y hombres es clara en los sueldos, en las oportunidades de profesionalización, en la educación, en los servicios y en la impartición de justicia; aunque también se presenta en los contenidos de las nuevas tecnologías.

En las páginas web es notorio el estereotipo con el que aparecen las mujeres: como consumistas, feministas, pacifistas, preocupadas por la belleza, por la cocina, por los hijos, por la pareja, por los horóscopos, por su peso corporal y por la habitual relación hombre-jefe-proveedor, mujer-colaboradora-esposa-madre (Laura Levy, Internet y la mujer: una relación muy particular, Revista 3 Puntos, núm. 214, Buenos Aires, Argentina, 2001).

Los temas generales que predominan en los sitios destinados a las mujeres se sustentan en las premisas de la sociedad de consumo: en la salud, en la familia, en el hogar, en la pareja, en la belleza y en el arte culinario. En cuanto a la posibilidad para tener acceso a las nuevas tecnologías, la desigualdad de géneros es más amplia en los países en desarrollo.

Según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OTI), durante el año 2001 sólo 38 por ciento de los internautas de América latina eran mujeres, 25 en la Unión Europea, 19 en Rusia, 18 en Japón y cuatro en los países árabes.

El panorama no es alentador para las mujeres latinoamericanas, ya que 90 por ciento de los navegantes de la red forman parte de los países desarrollados; del total los cibernautas en el mundo, tan sólo 57 por ciento de ellos son estadunidenses y canadienses, mientras que los usuarios de África y Medio Oriente apenas si alcanzan el uno por ciento.

En México el panorama no es nada alentador. Según la Secretaría de Educación Pública (SEP), en el año 2000 había 83 mil 994 servidores, 50 mil dominios .mx, 10 mil 923 líneas telefónicas y cinco millones de computadoras.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadístitica Geografía e Informática (INEGI) la brecha digital es muy profunda, pues sólo 2.5 por ciento de una población de 100 millones de habitantes tiene acceso a internet; cifra de la cual 80 por ciento de los usuarios son hombres y 20 por ciento mujeres.

La situación se agrava cuando los indicadores señalan que la mayoría de los usuarios, donde la minoría son mujeres, en promedio emplean la computadora cuatro horas diarias: la mitad del tiempo para uso de la red.

Los sitios más visitados en la web son de entretenimiento, que en promedio reciben 11 horas de navegación al día y son los sitios que en el plano del contenido refuerzan los estereotipos femeninos (Francisco de Dios, El ojo de la diversión, periódico Reforma, 16 de abril de 2001, México).

Ante esta situación es necesario que los medios de comunicación tomen conciencia de la función de las nuevas tecnologías y de sus alcances en la sociedad, evitando promover un lenguaje audiovisual estereotipado de la mujer y del hombre pues con ello sólo mantienen la desigualdad de géneros.

* Comunicólogo y columnista de Zacatecas, México.
Correo electrónico: analisismedios@yahoo.com

       

atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: