Inicio La salud de las mujeres ¿para cuándo?

La salud de las mujeres ¿para cuándo?

Por Casilda Velasco Juez

La mortalidad materna nos muestra una realidad muy diferente entre los países ricos y los pobres. Mientras que en un país en desarrollo una mujer tiene una probabilidad de uno sobre 16 de fallecer al dar a luz o en su embarazo, en un país rico esta probabilidad es de uno por 2 mil 800.

Pero no sólo debemos tener en cuenta las mujeres que mueren sino que, por cada mujer que muere en el parto, cerca de 30 sufren traumatismos, infecciones o discapacidades, algunas de ellas para toda la vida y no son tratadas.

Uno de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio es mejorar la salud materna. La meta sería disminuir desde el año 1990 al 2015 esta terrible tasa en un 75 por ciento, pero si vemos cómo ha evolucionado en estos últimos años es difícil que pueda alcanzarse este objetivo.

Han pasado 15 años y podemos preguntarnos ¿cómo ha disminuido esta mortalidad? Se ha cambiado la forma de estimar la mortalidad. En muchos países es un indicador que no se mide, se hacen estimaciones y esos son los datos que tenemos; en otros casos, se mide pero no de la forma en que recomienda la Organización Mundial de la Salud, en otros también se dan los datos que más convienen.

Pero la mortalidad materna no ha disminuido en la mayoría de los países más pobres. El 99 por ciento de las muertes relacionadas con el parto o el embarazo ocurren en los países en vías de desarrollo y la mayoría son evitables.

¿Cómo se explican estas cifras?

Hay tendencia a pensar que las dificultades de las mujeres en los países pobres para disfrutar de una vida sana y saludable se explican por la propia situación de pobreza. Pero la razón fundamental de estas muertes también se deben a una falta de calidad en los servicios que se ofrecen (cuando existen) y al papel que la mujer ocupa en estas sociedades.

Las mujeres de África Subsahariana son las productoras del 80 por ciento de los alimentos de esta región. Además en los países pobres cada mujer tiene más niños, con un espacio entre un parto y otro muy corto, lo que no le permite recuperarse.

La malaria es una enfermedad que en occidente no se considera importante pero causa millones de muertes al año y en la mortalidad materna es un elemento importante ya que aumenta la anemia con todas las consecuencias. También, los abortos en condiciones de riesgo pueden suponer el 13 por ciento de toda la Mortalidad Materna.

Causas, todas éstas, que no sólo están relacionadas con la pobreza sino también con elementos de la violencia estructural implantada en dichos países hacia las mujeres. En Marruecos casi un 90 por ciento de mujeres en medio rural son analfabetas frente a un 30 por ciento en medio urbano.

Además, en estos países hay una falta de inversiones gubernamentales en servicios de salud de base relacionados con las mujeres, a lo que se unen las desigualdades económicas y sociales que impiden a menudo el acceso de la mujer a los servicios sanitarios.

Para Medicus Mundi, los medios que permitirían reducir la mortalidad materna son conocidos y no exigen tecnologías nuevas, tan sólo compromiso político para mejorar recursos, movilizar a la comunidad, mejorar la accesibilidad y calidad de la salud, reforzar los servicios comunitarios de base, poner en marcha servicios obstétricos de urgencia a menor costo y reforzar los centros de planificación familiar.

Joy Phumaphi, subdirectora general de la OMS para salud de la Familia y la Comunidad, definía recientemente estos altos índices de mortalidad materna como “una epidemia invisible”. Para Medicus Mundi, es un problema que se encuentra envuelto en una “cultura de silencio y de resignación”.

*Casilda Velasco Juez es presidenta de la Asociación Andaluza de Matronas y miembro de medicusmundi

2005/CVJ/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content