Inicio La violencia contra niñas y niños, promovidas desde el Estado y la familia

La violencia contra niñas y niños, promovidas desde el Estado y la familia

Por la Redacción

América Latina “es una de las regiones más violentas del mundo” y las principales víctimas son los menores de edad, concluyeron más de 250 expertos latinoamericanos al cabo de tres días de debates en Argentina.

En la llamada Consulta Regional sobre el Problema de la Violencia contra las Niñas, Niños y Adolescentes, que será objeto de un estudio especial por parte de Naciones Unidas, participaron funcionarios, miembros de organismos multilaterales y Organizaciones No Gubernamentales.

“Millones de niñas y niños” de la región “viven bajo el temor de ser víctimas de violencia en la casa, en la escuela y en la calle”, se afirma en una declaración emitida al término de la reunión, realizada en Buenos Aires entre el 30 de mayo y el 1 de junio.

Con vistas a la redacción de un informe mundial que será presentado en 2006 en la Asamblea General de Naciones Unidas, los especialistas también indicaron que en Latinoamérica “existe una preocupante tolerancia social hacia la violencia contra la niñez”.

Además, expresaron que esa situación se ve “agravada a menudo por el manejo inadecuado del problema, tanto por parte de los medios de comunicación como por actores políticos”.

FAMILIA Y ESTADO

Los expertos señalaron que la familia y las instituciones estatales son los ámbitos en donde niñas, niños y adolescentes sufren los mayores maltratos de este tipo.

Los especialistas analizaron la realidad de todos los países de la región y resaltaron durante la clausura que “en América Latina existe una democracia muchas veces deficiente, con políticas económicas y presupuestarias que dejan a la infancia desprotegida”.

“Se comprobó que desde la familia y desde el Estado se fomentan valores autoritarios que utilizan la violencia como principal instrumento”, sintetizó Paulo Sergio Pinheiro, encargado de coordinar el estudio mundial sobre el tema.

Otros puntos fuertes del informe indican que “la violencia en el hogar ocurre en ámbitos privados en los que imperan determinadas prácticas machistas y autoritarias muy arraigadas”.

Por eso las niñas son las más afectadas por la violencia intrafamiliar, sobre todo en los casos de abuso sexual.

El documento preliminar revelado ayer indica que los menores, niñas, niños y adolescentes son, en muchos casos, golpeados, privados de la libertad, torturados, abusados sexualmente o asesinados, por lo que los investigadores instaron a la sociedad a “nunca callar la boca y denunciar los casos de abuso”.

El también director de UNICEF para la región afirmó que “el silencio y la inaceptable intolerancia social hacia el abuso en el entorno familiar contribuye al actual estado de impunidad generalizada”.

Y agregó que “se necesita un movimiento social por parte de todas y todos los latinoamericanos para romper el silencio ya”.

La mayoría de los abusos a las niñas y niños sucede en espacios de intimidad familiar, por lo que muchas veces los infantes tiene miedo de hablar claro o tiene temor a castigos, dice el informe, que aún no ha sido publicado.

Por otra parte, muchos de los investigadores presentes manifestaron su preocupación con los Estados regionales que no brindan “ni educación, ni presupuesto, ni cuidan la salud de los chicos”.

Los más apocalípticos criticaron duramente a los gobiernos latinoamericanos por no dar las condiciones de seguridad en las comisarías, cárceles o institutos de menores.

La mayoría, en este sentido, se mostró “definitivamente en contra” de los proyectos legislativos que promueven bajar la edad de imputabilidad.

El director regional de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Nils Kastberg, expresó que “lo grave de la situación es que los Estados, en vez de ejercer su rol protector y defender el interés superior de las niñas y niños, son a menudo los que ejercen la violencia contra ellos vulnerando sus derechos”.

Por este motivo, funcionarios de Argentina, Brasil, Bolivia, El Salvador y Uruguay firmaron la Declaración de Buenos Aires sobre Violencia contra Niñas, Niños y Adolescentes, que apunta a marcar un eje para revertir la situación de los menores.

El encuentro se realizó en el marco del estudio sobre la violencia contra las niñas, niños y adolescentes, solicitado por la Asamblea General de Naciones Unidas.

La Consulta Regional sobre el problema de la violencia contra las niñas, niños y adolescentes fue organizada por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) con el apoyo de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH), y la Organización Mundial de la Salud (OMS).


2005/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content