Inicio La violencia sexual, un campo de batalla

La violencia sexual, un campo de batalla

Por la Redacción

“La violencia sexual y el tráfico de personas son dos de las expresiones más crudas, dramáticas e inaceptables de la situación actual de la mujer en nuestras sociedades”, afirmó Mirta Roses Periago, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En el marco de la apertura en esta capital de una reunión internacional en la que durante tres días se debatirán los planes integrados de atención a mujeres sobrevivientes de violencia sexual en América Latina y el Caribe, señaló que “como muchas enfermedades”, es imperativo trabajar coordinadamente ya que “la violencia sexual se perpetúa, se contagia y se transmite en la sociedad y en la familia”, según un reporte de la OPS.

La directora de la OPS mencionó el caso de Centroamérica, donde desde 1990 se han creado más de 170 redes intersectoriales para la prevención y atención de la violencia sexual. Roses también destacó los avances legislativos, jurídicos e institucionales realizados en algunos países de la región, pero animó a los presentes a que unifiquen criterios a nivel panamericano para que la lucha contra la violencia sexual no tenga una apariencia fragmentada sino una consistencia sólida y unificada.

Elsa Gómez Gómez, en calidad de jefe de la Unidad de Género, Etnia y Salud de la OPS, auguró de antemano el éxito de la reunión si de sus sesiones se formula “un modelo integral para la prevención de la violencia sexual” que esté inspirado en tres fundamentos clave: “prevención, atención a las víctimas y promoción de una relación de respeto mutuo entre hombre y mujer”.

No obstante los avances realizados en los últimos 10 años, estudios sobre violencia sexual en la niñez realizados por la OPS y la Organización Mundial de la Salud en el año 2003 revelan que un 36 por ciento de chicas y un 29 por ciento de chicos ha sufrido abuso sexual. Una significativa proporción de mujeres jóvenes señalaron que su primer contacto sexual se produjo bajo coerción. De hecho, hasta una tercera parte de las adolescentes han sufrido una iniciación sexual forzada.

La directora de la OPS recordó que se han logrado avances sólidos en aspectos conceptuales, educativos, filosóficos, jurídicos e instrumentales de la violencia sexual. Pero lamentó la diferencia salarial aún persistente y notable entre sexos en las Américas, a pesar de que -recordó- las mujeres ya alcanzan niveles más altos que los hombres en matriculación, permanencia y finalización de los ciclos educativos primario y secundario.

Para Claudia García-Moreno, coordinadora del Departamento de Género y Salud de la Mujer de la Organización Mundial de la Salud, la lucha contra la violencia sexual es un trabajo de “construcción y transformación” donde la última década nos ha permitido reconocer esta realidad. “Pero este reconocimiento aún no se ha transformado en presupuestos ni en la constitución del marco normativo global necesarios para responder verdaderamente al desafío”.

Haciéndose eco de lo expresado por la directora de la OPS, García-Moreno dijo a los representantes y expertos de más de 12 países presentes en la reunión sobre violencia sexual en las Américas que “tenemos que empezar a pensar cómo integrar los esfuerzos para acabar con la fragmentación de los elementos que conforman esta problemática”.

Una de sus organizadoras generales de la reunión de expertas en violencia sexual, Nadine Gassman, de Protegiendo la Salud de la Mujer y Avanzando sus Derechos Reproductivos (IPAS), de México, afirmó que la violencia sólo puede entenderse en el marco de la inequidad, “la violencia sexual es un campo de batalla. Por estar escondida, por ser invisible”.

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.

05/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más