Inicio » Larga ovación para el presidente Ricardo Lagos

Larga ovación para el presidente Ricardo Lagos

Por Miriam Ruiz

Ningún aire de severidad militar se observó hoy durante la ceremonia de transmisión de mando del presidente Ricardo Lagos a la presidenta Michelle Bachelet Jeria, al convertirse hoy de manera oficial en una de las nueve mandatarias actuales, y la cuarta en la historia de América Latina.

En cumplimiento con la tradición, primero ingresó al Congreso Nacional en Valparaíso, el presidente saliente Ricardo Lagos, que durante varios minutos recibió aplausos y ovaciones de los integrantes del Congreso, invitados especiales y la comunidad internacional, entre ellos, la secretaria de Estado Condoleeza Rice sentada junto con el canciller mexicano Luis Ernesto Derbez.

Ricardo Lagos, el presidente que ganó también en una segunda vuelta en el año 2000 y deja el mandato con un 70 por ciento de popularidad, se mostró muy emocionado desde ayer que comenzó su despedida.

Y entonces entró Bachelet, con la más amplia de las sonrisas que, dicen en Chile, fue lo que la ayudó a llegar hasta aquí. Se escucharon vivas y bravos a la entrada de la primera presidenta chilena, que practicaba su saludo de mano, de acuerdo con entrevistas a sus allegadas, diseñada cuidadosamente para evitar el pomposo saludo con dos brazos u otro que denote “noñería.”

Del segundo piso del pequeño recinto en Valparaíso que no daba cabida a todos los invitados especiales y prensa, salía el canto de apoyo “olé…olé..Michelle…Michelle”, quien inició su precampaña política al inicio de 2005 luego de ser Ministra de Salud y de Defensa del gabinete de Lagos.

Eduardo Frei, presidente del Senado tomó juramento a Michelle Bachelet, quien se veía muy conmovida por llegar a la primera magistratura pese a una vida llena de retos, entre ellos, sobrevivir el golpe de Estado, la clandestinidad, la prisión, el asesinato de su padre Alberto Bachelet y también, el exilio.

Michelle Bachelet recibió la banda presidencial de manos de Ricardo Lagos y luego, un cálido y largo abrazo entre correligionarios y dirigentes de este famoso país, geográficamente del fin del mundo.

SOLEMNE, PERO NO TANTO

La segunda parte de la ceremonia fue la designación del primer gabinete chileno, e incluso americano, en estar constituido por mujeres en 50 por ciento, entre aplausos y bravos que recordaban la ceremonia de los Oscares. En cumplimiento con el protocolo, los hombres llevaban traje oscuro y las mujeres, falda y saco de color pastel.

En poco más de 30 minutos concluyó la ceremonia y Bachelet caminó hacia la puerta saludando a los mandatarios presentes. A diferencia de lo que conocíamos, la presidenta y los dignatarios saludaron de mano y un beso en la mejilla y así encontró a Inacio Lula da Silva, Evo Morales, Alejandro Toledo, Kofi Annan y a Hugo Chavez, quien también besó su mano.

La banda militar llamó al orden afuera del Congreso Nacional, mientras ella salió del Congreso en auto, ya como presidenta Constitucional de la República de Chile.

06/MR/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: