Inicio Las Mujeres y los Medios, tema que dejan fuera de foro de la ONU

Las Mujeres y los Medios, tema que dejan fuera de foro de la ONU

Por la Redacción

Mientras en Nueva York continúan las actividades de evaluación de la Plataforma de Acción, las periodistas se preguntan por la sección “J” en el capítulo 3, que versa sobre las mujeres y los medios, pero el tema apenas se toca en la agenda provisional para el proceso de evaluación.

Dicha evaluación que los gobiernos han hecho para poner en ejecución la Plataforma de Acción (PA) de la IV Conferencia Mundial sobre las Mujeres, celebrada hace 10 años en Pekín, China, algunos temas han caído en el olvido.

En un despacho de RIF/Pool de Mujeres de Medios, Nueva York se precisa que la división de las naciones unidas para el avance de las Mujeres (conocida por sus siglas en inglés, DAW) ha ignorado a las “Mujeres y medios” en los temas de su página web para la discusión hacia el proceso.

El documento Cabildeo de las Mujeres Europeas para Beijing + 10 reconoce que “las mujeres en los medios es uno de los objetivos más desatendidos en la Unión Europea.”

La misma valoración tienen la mayoría de las organizaciones no gubernamentales en las regiones, que reconocen que es un tema postergado por los gobiernos.

Sin embargo, hoy día, la Sección “J”, se torna más crítica al considerar el adelanto de las mujeres y sus derechos en general, lo cual constituye la piedra angular de la preocupación de la Plataforma de Acción.

Como lo dijo la activista y comunicadora africana, Lynne Muthoni Wanyeki, en la revista “Mujeres en Acción” del 2004, “la necesidad de una estrategia oportuna de medios para optimizar el desarrollo de las mujeres, la igualdad y los derechos humanos es crítica.

Dos corrientes paralelas han coexistido globalmente en el tema de las mujeres y los medios, una es su creciente presencia en los medios y la aparición de un movimiento global de mujeres periodistas y comunicadoras que se ha propagado en la arena internacional.

La presencia de mujeres usuarias de las tecnologías de la información y comunicación (TIC), se han duplicado en la última década según las estadísticas.

Asimismo se está expandiendo mucho la cantidad de mujeres en las radios comunitarias y los medios, sean revistas, periódicos, radio comercial y noticias electrónicas.

El Secretario General de la Unesco, General Koichiro dijo en el 2004 que las mujeres constituyen más de un tercio de los periodistas del mundo. “Sin embargo, a pesar de la creciente presencia en todos los medios, las mujeres están lejos de alcanzar la igualdad con los hombres en las salas de prensa.”

Sheila Gibbons, en su informe de Medios sobre Mujeres del Communication Research Associates, Inc. analizó los programas noticiosos vespertinos de tres cadenas de televisión de EU (CBS, ABC y NBC) para conocer el porcentaje de las protagonistas en las coberturas de noticias del 2002.

Demostró que un 14 por ciento de los protagonistas son mujeres frente a un 86 por ciento de hombres y que esa tendencia es casi la misma en otras cadenas noticiosas.

Desde la IV Conferencia Mundial de las Mujeres en Beijing en 1995, las mujeres han unido sus manos y lápices, micrófonos y computadoras, voces y oídos, para formar y expandir redes de trabajo y entes monitores de medios en cada foro internacional donde se discute el tema y se adopten políticas.

Esta década ha visto la comercialización de la información en su máxima expresión. Ignacio Ramonet, periodista europeo, expresó que el advenimiento de la internet y las comunicaciones electrónicas propicia el desarrollo de que la globalización se materialice “porque esta tecnología no solo transfieren mensajes, sino que además transportan mercancías.”

Hoy en día, la pista ciberespacial se ha convertido en un gran centro comercial global y dentro de esta dinámica, las mujeres se han convertido es una especie de mercadería que se puede comprar y vender.

El Comunicado de Bangkok de la Comisión Económica y Social de la ONU para el Pacífico Asiático, que constituye el documento oficial de esa región al proceso de revisión de Beijing +10, reconoce que existe “una persistente proyección de las mujeres y niñas como objetos sexuales y mercancías en los medios.

Igual sucede en internet, como ha sucedido en los grandes medios se reproduce el estereotipo de las mujeres como un ejemplo masivo, las fotos de la reciente tragedia del Tsunami en el Océano Indico publicadas en los portales de Microsoft mostraban siempre a mujeres “en lágrimas”, en lugar de mostrarlas como agentes activos o trabajadoras sociales que tornaban su dolor en acción cuando no había otra ayuda a la vista. Esta misma distorsión de la imagen de las mujeres se replicó en los reportajes de la mayoría de los medios.

Un tema fuerte en la agenda de la Sesión 49 conocida como “Beijing + 10” es el impacto negativo de la globalización en las mujeres. El sentido común le diría a cualquiera en Naciones Unidas, gobiernos incluidos, que para abordar los efectos negativos de la globalización hay que abordar la desigualdad en los medios.

La Declaración consensuada de América Latina y el Caribe sobre Beijing + 10 hace una llamado para “… promover el acceso de todas las mujeres a todo tipo de tecnologías de información y comunicación en el camino hacia la erradicación de la pobreza y la promoción del desarrollo.”

En el mundo globalizado de hoy, las tecnologías de medios, información y comunicación juegan un papel decisivo en la configuración de agendas. Es más, constituyen parte de la agenda, estar en los medios es tener un lugar en el mundo; por lo tanto, dejar los medios afuera de la discusión significa “quedarse fuera de la jugada.”

Una buena manera de mantener relevancia es contribuyendo a que los medios estén en manos de mujeres, incluyendo la toma de decisiones también, y apoyando los medios de mujeres y las TIC, especialmente los medios comunitarios con el fin de contrarrestar las tendencias de la globalización.

Hasta que esto suceda, las palabras tienen poco significado en el adelanto de las mujeres, no obstante, son muchos los compromisos que se deben lograr en otros apartados de la agenda como violencia contra las mujeres, salud, participación política y pobreza, entre otros.

*Maria Suárez, Coordinadora del Pool de Mujeres de Medios

2005/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más