Inicio Las privatizaciones de salud repercuten en los grupos vulnerables

Las privatizaciones de salud repercuten en los grupos vulnerables

Por Silvia Magally

Las reformas del sector salud en los países de América latina discriminan a los grupos vulnerables, como las mujeres, las personas adultas mayores, las discapacitadas, las adictas y, en general, a la población pobre de la región, afirmó Nancy Palomino, académica de la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

En el análisis de La reforma del sector salud y las perspectivas de género, que tienen lugar en instalaciones de Salud Integral de la Mujer (SIM), la investigadora sostuvo que los procesos de privatización en el sector salud tienden a desaparecer la seguridad social (esquema basado en la solidaridad), para en su lugar proteger intereses empresariales.

En este proceso impulsado por las multilaterales, el Estado reduce la inversión en salud lo que conlleva al recorte de personal de donde las mujeres son las primeras afectadas por el despido, indicó.

Igualmente, dijo la investigadora, se disminuye el gasto para los días de hospitalización, recayendo el cuidado de los enfermos en la población femenina, principalmente, lo que triplica su jornada laboral.

La estudiosa consideró que los procesos de reforma en la región tienen un impacto en la morbilidad de las mujeres, debido a que disminuye su calidad de vida y las somete a intensos periodos de estrés que desencadenan un sin fin de problemas de salud; como la hipertensión arterial.

La académica señaló que el proceso de reforma en los países de la región además flexibilizan el trabajo, por lo tanto incrementa el desempleo colocando tanto a mujeres como hombres no calificados en situación de desventaja.

De crítica calificó la situación de las mujeres debido a los impactos negativos que sobre su salud está teniendo la reforma del sector, cuya consecuencia es que el Estado se retire de la economía.

En este proceso la economía se integra a la liberación y a la apertura del mercado nacional y de la inversión extranjera.

La tendencia privatizadora, además de agudizar la tensión, obliga a las familias latinoamericanas a pagar las ganancias de las empresas desempeñando un rol fundamental en este proceso, desplazando la función estatal y colocando al mercado como creador de nuevas oportunidades ante el supuesto fracaso de la gestión gubernamental.

La privatización, precisó Palomino, debilita la figura del Estado y provoca los cambios en las legislaciones de nuestros países para permitir el funcionamiento del mercado, donde la estabilidad laboral obstaculiza este desempeño.

Las reformas en América latina surgen como respuesta a los problemas de la política social y de crisis, lo mismo que ante el ajuste estructural impuesto por el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Finalmente la experta indicó que, debido al retiro de sus responsabilidades, la salud de la población en la región ya no está garantizada por el Estado y ello resquebraja los idearios sociales.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content