Inicio Liberan a peligroso violador chileno

Liberan a peligroso violador chileno

Por la Redacción

Un ingeniero chileno acusado de violar a una niña de 9 años y con cargos de estupro reiterado y sodomía en contra de unos 11 menores y de almacenar material pornográfico infantil, fue liberado luego de cumplir seis meses de cárcel, gracias al fallo de la primera sala de corte de apelaciones de Chile.

Las organizaciones Raíces, Paicabí y Opción Esci protestaron por la decisión judicial que le concedió libertad a Eduardo Krell a quien se le comprobaron plenamente los cargos de violación, estupro y sodomía en contra de otra decena de menores, y se le descubriera como “productor” de material pornográfico infantil.

El fallo para liberar a Krell estuvo dividido, su fianza costó casi cinco mil pesos porque “se le respetaron sus derechos” y porque legalmente no fue considerado como un riesgo para la sociedad.

Eduardo Krell Wainstein, ingeniero informático y ex ejecutivo de una empresa internacional del rubro, no sólo habría mantenido relaciones sexuales con los menores, sino que los habría utilizado para producir material pornográfico, publica el portal Mujereshoy.

En una computadora localizada en la casa del sujeto se descubrieron unas mil imágenes de menores, cuya procedencia deberá determinar la justicia.

El tema es mucho más grave, porque mientras el servicio nacional de menores de Chile no se ha pronunciado aún sobre el tema, se revive una antigua polémica que vincula al violador con uno de los casos más espeluznantes que ha conocido la historia criminal chilena.

Se trata del llamado “caso spiniak” del conocido empresario chileno, Claudio Spiniak, quien sostuvo durante años una red de pedofilia y abuso de menores, que eran contactados en las calles de Santiago para llevarlos a sus sesiones cinematográficas de sexo y violencia.

Aún se investiga el destino de muchos de los niños y niñas que fueron llevados a esas fiestas, porque hubo denuncias de que podrían estar muertos, producto de la violencia e incluso las prácticas de “snuff” que se sospechan habría realizado Claudio Spiniak.

El caso fue tan sonado que hasta se habló de la supuesta participación de políticos chilenos durantes esos macabros encuentros. Spiniak aún esta preso y Eduardo Krell ya está libre, aunque ambos han sido relacionados.

La pregunta es por qué la justicia no considera un peligro para la sociedad a estos sujetos, si los niños y niñas que han declarado en los distintos procesos en contra de estas personas han descrito la crueldad y la violencia con la que fueron tratados.

2004/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content