Inicio Los costos de la violencia

Los costos de la violencia

Por Lucero Saldaña

El miedo, la depresión, los intentos de suicidio, las pérdidas de oportunidades para lograr las propias metas y la pérdida de autoestima tienen diversos costos para las mujeres que sufren la violencia. Para la sociedad, la violencia contra las mujeres compromete recursos destinados a otros fines.

El Banco Interamericano de Desarrollo ha estimado que los costos de la violencia contra las mujeres oscilan entre 1.6 y 2 por ciento del Producto Interno Bruto de los países latinoamericanos; esto significa un monto de entre 216 y 270 millones de dólares, es decir, algo más del doble de lo que hace falta para financiar planes de emergencia de los gobiernos.

Todavía es muy limitada la información en la región sobre los devastadores costos económicos, directos e indirectos, de la violencia doméstica. Son costos directos los referidos al daño o la pérdida de vidas y a los servicios que se deben proporcionar, sean de salud, legales, de protección o de otro tipo. También hay costos indirectos, como los días de trabajo perdidos o la disminución de la productividad que tiene impacto en la economía global.

Aparte están los costos denominados intangibles, que en su mayoría no son contabilizados por la dificultad que entraña su medición. Entre ellos, el costo de las vidas truncadas, el dolor crónico, el sufrimiento, la depresión, el miedo, el efecto en las familias de la muerte de una madre o del abandono de la escuela por los niños. Además, están los costos de transmisión, originados en los efectos multiplicadores de la violencia doméstica hacia el futuro. Es sabido que la violencia se convierte en un modelo de resolución de conflictos que se reproduce en la juventud, en las nuevas generaciones.

El Banco Mundial calcula que uno de cada cinco días laborales que pierden las mujeres por razones de salud es el resultado de problemas relacionados con la violencia dirigida contra ellas -que ocurren tanto en el ámbito público como en el privado- por lo que se advierte que los costos indirectos pueden superar ampliamente a los directos.

Un estudio sobre los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades en Estados Unidos, dado a conocer en 2003, señala que los costos de la asistencia médica por consecuencias de violación, ataque físico, acecho y homicidios perpetrados contra mujeres por sus parejas o ex-parejas sobrepasan los 5.8 millones de dólares al año. Pero hay otros estudios que calculan las pérdidas globales anuales por violencia hacia las mujeres en cifras que van de los 10 a los 67 millones de dólares.

El costo de la violencia no es sólo psicológico ni social; la violencia cuesta a las economías, dado que un día de trabajo de cada cinco perdidos por las mujeres por motivos de salud es el resultado de la violencia, sobre todo la doméstica. Se concluye que el nivel de la violencia social es un factor clave en la capacidad de cada país para lograr el desarrollo humano y económico sostenible.

A menos que el círculo de la violencia se rompa, el desarrollo humano sostenible estará directa y negativamente afectado. Debido al asalto y la violencia sexuales se pierde casi uno de cada cinco años de vida de las mujeres de 15 a 44 años de edad en países industrializados; imaginemos en las comunidades pobres: los gastos son mayores en función de las oportunidades de desarrollo truncadas. Después de estos datos, nos preguntamos, ¿quién gana con la destrucción de la mitad de la raza humana? ¿Y cuánto más se pierde?

[email protected]

*Senadora por el Partido Revolucionario Institucional

05/LS/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content