Inicio Los derechos de menores inmigrantes, en riesgo

Los derechos de menores inmigrantes, en riesgo

Por la Redacción

Desde el punto de visto jurídico, la repatriación de los menores inmigrantes sin documentar que se encuentran en España y su reclusión en centro tutelares sin un adecuado seguimiento por parte de la administración contradice la Constitución española y convenios de Naciones Unidas.

La advertencia la hace el catedrático de derecho constitucional Eliseo Aja, coordinador del estudio Los menores inmigrantes en desamparo en Catalunya.

Según este informe, tanto la Convención de la ONU de 1989 sobre los Derechos de la Infancia, ratificada y asimilada por la Constitución española, como varios artículos de la Carta Magna abogan por la defensa del “interés superior del menor”, por lo que “cualquier actuación de la administración y de la policía ha de estar sujeta al interés del menor”, que “no puede ser expulsado”.

En la actualidad, no existen datos concretos del número de menores inmigrantes sin documentar que viven en el territorio español, a causa de su gran movilidad. Se sabe, sin embargo, que la mayoría son chicos de entre 15 y 18 años y que proceden de Marruecos, aunque en el último año ha aumentado de manera cosiderable el número de menores de Europa del Este y la antigua Yugoslavia, informa hoy Canal Solidario.

Por el hecho de estar indocumentados y sin que hayan cometido ningún delito, gran parte de los menores marroquíes son devueltos a su país de origen, “bajo el pretexto de la reagrupación familiar”, explica Eliseo Aja, que afirma que en realidad se trata de “expulsiones encubiertas”.

Para que estas repatriaciones se den adecuadamente, el país de origen debe contar con los recursos necesarios para hacerse cargo del menor y ponerlo en contacto con su familia y el menor debe consentir que lo regresen a su país.

“Pero estas condiciones no se dan en estos momentos”, lo que significa que el menor no tiene garantías de protección. “Parece que periódicamente se repatria a un grupo de jóvenes extranjeros a Marruecos, sin cumplir con la obligación de elaborar los informes psicosociales”, añade el informe.

La repatriación de los jóvenes, además, tiene un “fuerte impacto negativo” sobre los menores inmigrantes indocumentados ingresados en centros públicos, ya que la noticia y el miedo a ser ellos también retornados a su país provoca “fugas masivas de estos centros” y que vuelvan a vivir en la calle.

En esta línea, el estudio denuncia la falta de recursos específicos para estos jóvenes, que presentan necesidades diferenciadas de las de los menores españoles tutelados por la administración, y pide medidas concretas para que se integren en la sociedad.

“La solución no es encerrar a los menores ni aumentar la presión policial, sino formarlos para que puedan trabajar, que es para lo que han venido a España”, apunta el coordinador del estudio, que recuerda que “si a estos chicos se les da posibilidades de trabajo, pueden salir del círculo de la marginación”.

03/CS/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más