Inicio Los juguetes refuerzan los roles

Los juguetes refuerzan los roles

Por la Redacción

Los juguetes y el juego en niñas y niños son claros reforzadores de las relaciones que se establecen entre hombres y mujeres, a nivel amoroso, familiar, laboral y de compromiso, por lo que los padres deben de reflexionar en cuanto a los juguetes que compren a sus hijos, coincidieron hoy especialistas en Público y Privado.

Con el tema de Juguetes y Sexismo en el programa Público y Privado, las invitadas Carolina Velásquez, periodista y comunicadora, así como la contadora Adriana Porras, delegada de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en la zona sur, analizaron el panorama actual que se presenta a niños y niñas en el consumo de juguetes, con motivo del día de Reyes Magos.

Destacaron que los juguetes recibidos por niños son aquellos que evocan la guerra, mientras las niñas siguen destinadas a desarrollar en sus juegos el rol de “madres perfectas”. Por ello, invitaron a que los padres compren juguetes pensando qué mensaje les dan al regalar cierto tipo de juguete al niño o niña.

La contadora Porras recomendó juguetes sencillos y económicos, “que los inviten a desarrollar actividades motrices y educativas, y estimulen su creatividad”; también sugirió a los padres “incluirse en el mundo lúdico de sus hijos de una manera diversa, donde predomine la comunicación”.

El juego y uso de juguetes permite que niñas y niños reproduzcan roles tradicionales, más que proporcionarles bienestar emocional, según la investigación Inequidades en la crianza de niños y niñas, realizada por un grupo multidisciplinario de las áreas médica y social en la ciudad de Oaxaca.

Según dichos datos, el juguete se puede emplear como un estímulo reforzante de conductas apropiadas, instrumento en la enseñanza de roles.

Un estudio en comics reveló que los roles asignados a varones dentro de las historietas fueron principalmente presentados como fuertes, conquistadores, valientes, astutos, coléricos, mientras que a las mujeres se les asignó la imagen de seductoras, entregadas, sexys y sumisas.

El problema radica, dijeron las especialistas, en que desde los ochentas el desarrollo de juguetes ha estado vinculado con comics e historietas, y que se bombardea a niños y niñas a través de una incesante publicidad.

Por su parte, la enfermera Nora Sánchez, quien realizó en Oaxaca un estudio sobre juguetes y sexismo, señaló mediante un enlace telefónico que se sigue privilegiando más al niño, al tiempo que se fortalece en las niñas el rol de “madre perfecta”; se demostró en este estudió, apuntó la entrevistada, que en la mayoría de los casos las muñecas no eran la mayor motivación para las niñas.

HISTORIAS DE LA INOCENCIA

Por otra parte, se abordó también en el programa un informe en que el año 2000 realizó una agrupación de consumidores de Hong Kong, relativo a las prácticas existentes entre cinco empresas proveedoras de McDonald’s. El estudio demostró que en las fábricas trabajaban más de cien niños de entre 12 y 13 años realizando un trabajo de hasta 12 horas para producir los muñequitos que contiene la famosa Cajita Feliz.

Según el Libro Negro de las Marcas, de Klaus Werner y Hans Weiss, dichos niveles de explotación se dan también entre empresas de juguetes como Mattel.

04/AVL/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más