Inicio Los logros de Pekín, a diez años de distancia

Los logros de Pekín, a diez años de distancia

Por María de la Luz González

La Declaración y la Plataforma de Acción, documentos surgidos de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, realizada en Pekín en septiembre de 1995, siguen siendo, diez años después, el eje central de las demandas de la población femenina en todo el mundo.

Uno de los principales logros de la conferencia en la lucha por los derechos de las mujeres fue el de reconocer que éstos incluyen el derecho a tener control sobre su sexualidad y su reproducción, como ya se había planteado un año antes en el Programa de Acción de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo realizada en El Cairo, Egipto.

La Plataforma de Acción de la Mujer (PAM) de Pekín enfatizó la urgencia de programas y servicios de salud reproductiva de las mujeres entendida en un sentido integral, es decir, incorporando los aspectos biológicos, psicológicos, sociales y ambientales que determinan la salud de la mujer a lo largo del proceso reproductivo, en el cual es fundamental la autonomía reproductiva.

Durante la Conferencia, al igual que un año antes en El Cairo, se abordó el aborto como uno de los principales problemas de salud pública que requiere la atención humanizada de las mujeres que abortan, y se pugnó por garantizar su práctica en condiciones adecuadas en los casos en los que no es contraria a la ley.

La PAM de Pekín recomendó incluso, en su párrafo 8.25, “considerar la posibilidad de revisar las leyes que prevén medidas punitivas contra las mujeres que han tenido abortos ilegales”.

Por esta visión, y por incorporar los acuerdos de conferencias y tratados anteriores, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la CEDAW (Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer) y la Declaración de Viena, la PAM de Pekín se considera el documento más completo producido por una conferencia de la ONU en materia de derechos de las mujeres.

La Declaración, el otro documento surgido de la conferencia, comprometió a los gobiernos a impulsar, antes de concluir el siglo XX, las estrategias acordadas en Nairobi en 1985, y a movilizar recursos para la realización de la plataforma.

La importancia de la Cuarta Conferencia y sus resolutivos fue tal que, diez años después, durante la revisión de los avances en su implementación, realizada en marzo pasado en Nueva York, Estados Unidos trató, sin éxito, de vetarla y de que la comunidad internacional diera marcha atrás en el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

En alusión al aborto, el gobierno de George Bush trató de impulsar una enmienda en el sentido de que no debían crearse nuevos derechos internacionales, enfatizando que el aborto no debe considerarse un método de planificación familiar y que la atención postoperatoria no debe comprenderse como parte de la salud reproductiva.

El tema del aborto, en torno al cual el gobierno estadounidense hizo sus principales objeciones con el respaldo del Vaticano, fue planteado por las organizaciones no gubernamentales de mujeres latinoamericanas y caribeñas desde un enfoque de derechos y ciudadanía, propuesta que finalmente se impuso.

Con el previo reconocimiento de las dificultades y obstáculos para hacer realidad los compromisos establecidos hace diez años en pro del avance de las mujeres y las niñas, los gobiernos representados en la sesión ratificaron sin reservas la PAM y acordaron asumir la responsabilidad del cumplimiento de sus acuerdos en torno a los derechos humanos de las mujeres, incluyendo los derechos sexuales y reproductivos.

Además, enfatizaron la importancia de la participación social y política de las mujeres, y de su acceso a todos los beneficios del desarrollo.

05/LG/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content