Inicio Madre y adolescente: el problema en América Latina

Madre y adolescente: el problema en América Latina

Por la Redacción

El embarazo en la adolescencia implica mayor riesgo de mortalidad materna; menores oportunidades de educación, cuando no un corte abrupto; un fortalecimiento de la pobreza y un mayor riesgo de daño y mortalidad infantil.

Diversos estudios indican que más de 50 por ciento de las y los jóvenes menores de 17 años son sexualmente activos. Esta sexualidad temprana implica riesgos de embarazo, deseado o no, que tiene consecuencias negativas a corto y largo plazo para la adolescente.

Así, por ejemplo, las que deciden tener una hija o hijo deben hacer frente a la resistencia del entorno social. Ésta puede traducirse en el rechazo de la familia próxima, en la expulsión del colegio, en la pérdida o disminución de su red social de amigas y amigos.

Para aquellas que desean poner término al embarazo, las posibilidades de hacerlo son frenadas por las leyes que penalizan el aborto, el temor de una intervención insegura, el sentimiento de culpabilidad, o su alto costo, entre otras razones.

Los efectos sociales en las jóvenes madres también son importantes, sobre todo si se considera que la mayoría de los embarazos adolescentes se da en jóvenes pobres y de escasa escolaridad. Además de asumir la responsabilidad de la crianza del hijo o hija, muchas de estas madres, al ser jefas de hogar de bajos ingresos, continúan en el ciclo de la pobreza.

Las cifras

De los 13 millones de partos registrados anualmente en América Latina y el Caribe, dos millones corresponden a adolescentes, es decir, el 15 por ciento del total. Tales cifras no dan cuenta de la real magnitud del embarazo en las niñas, puesto que consideran sólo los partos de las jóvenes entre 15 y 19 años.

El Centro Latinoamericano de Demografía estima que el porcentaje de nacimientos de madres adolescentes es más bien cercano al 20 por ciento, mientras que otros organismos, como la Unicef y el Unifem, lo establecen entre el 15 y el 26 por ciento.

En la región de América Latina y el Caribe existen diferencias notables. El país que presenta el mayor porcentaje de adolescentes embarazadas es Nicaragua, con 148 por cada mil, mientras que el menor es el de Barbados, con 60 por cada mil.

El enfoque de los derechos

En los últimos años se han realizado diversos seminarios, talleres y congresos para reorientar los programas que tienen como objetivo disminuir el embarazo adolescente en países de la región latinoamericana y caribeña.

En particular se trataba de cambiar el enfoque asistencial y paternalista preponderante frente al embarazo adolescente, por uno que se centrara en los derechos de las y los jóvenes y en el impacto en el desarrollo personal y social de la madre joven.

Esta nueva perspectiva da énfasis a los elementos que deben incluirse en el trabajo con y por las y los adolescentes, en relación a su sexualidad, al embarazo y la maternidad temprana. Pero también a que los programas deben incluir necesariamente contenidos acerca de la socialización de género y la construcción de las identidades femeninas y masculinas de las y los jóvenes.

Causas del embarazo adolescente

Para la investigadora Cheryl Davis, la mayoría de los embarazos precoces no se debe al desconocimiento por parte de las adolescentes de los métodos anticonceptivos ni a la falta de acceso de los servicios o métodos.

Estudios realizados en los países latinoamericanos y caribeños muestran que se explican más bien, entre otras razones, por la brecha existente entre la manera en que se suministra la información y se presta el servicio, y la forma en que éstos son percibidos y utilizados por la población adolescente.

A menudo, afirma la autora, es más bien la falta de privacidad en el acceso a dichos servicios, los mitos y estigmas que prevalecen en la sociedad acerca del embarazo y el uso de anticonceptivos, lo que impide que la joven utilice los servicios que se le ofrecen.

Davis también señala algunas de las normas socioculturales que contribuyen al comportamiento sexual cada vez más temprano de las niñas, como el marco cultural de iniciación temprana de las relaciones sexuales y la necesidad de tener hijos para probar la feminidad, basándose en las percepciones sociales sobre ésta.

Asimismo, el poco valor y estima que la sociedad atribuye a la niña como mujer y como joven, y que se expresa en la falta de expectativas; la percepción de que el papel básico de la mujer es reproducirse y el trabajo doméstico, y la poca estima que la niña siente por sí misma como resultado de las percepciones sociales.

La especialista también menciona la baja condición de la mujer dentro de la sociedad y las pocas oportunidades que se le brindan.

Las jóvenes, explica, todavía están bajo la influencia de modelos aprendidos desde la niñez que resaltan el papel femenino de servicio a los hombres, incluso en el plano sexual. A la vez, les llegan mensajes contradictorios sobre la sexualidad: por un lado el énfasis en el valor de la virginidad, y por el otro la presión ejercida por una creciente cultura de liberación sexual.

A los jóvenes varones también se les empuja a probar su virilidad en términos sexuales y a través de la procreación. Sin embargo, por lo general, esto no se asocia con la idea de ser buenos padres o buenos compañeros ni con el desarrollo de su vida afectiva y su capacidad de ternura.

2003/MH/RGR

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partners of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content