Inicio Maltratadores: abuso disfrazado de amor

Maltratadores: abuso disfrazado de amor

Por la Redacción

Los maltratadores no surgen espontánea ni repentinamente. Tienen en su interior una semilla que germina poco a poco. Pero antes, mucho antes de que su espíritu violento se manifieste hasta el extremo, emiten señales que constituyen una alerta con respecto al riesgo potencial que estos hombres esconden.

Al principio del noviazgo, explica Ángeles Álvarez, de la Fundación Mujeres, “el futuro agresor deja entrever ciertos síntomas” que son auténticos indicadores de lo que le puede suceder a su pareja a mediano o largo plazo, afirma el portal Red feminista contra la violencia contra las mujeres.

Lo que ocurre, sin embargo, matiza la responsable de esa entidad, “es que las adolescentes son prácticamente incapaces de percatarse del peligro porque interpretan las señales como muestras de amor”.

Un ejemplo son las constantes llamadas telefónicas que son vistas como muestras de preocupación, cuando los novios realmente buscan saber qué hacen las mujeres en cada momento y, por tanto, reflejan personalidades controladoras. También intentan aislarlas de la familia y los amigos, lo que revela una concepción patrimonialista de las relaciones.

UN PROCESO SINUOSO

Los maltratadores recorren prácticamente siempre el mismo camino. La presidenta de la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, quien cuenta con una amplia experiencia en el tema, relata con detalle el proceso:

“Empieza de una forma sinuosa, sin que la afectada se dé cuenta de que está siendo maltratada”. Es habitual que el novio le monte un lío porque no contesta una llamada. Ante la extrañeza y la sorpresa de su pareja, él suele responder: “¿No entiendes que me preocupo por ti? ¿No te das cuenta de que me has dado un susto impresionante? Quiero oír tu voz”.

También es habitual que el maltratador en potencia llegue a casa con actitud hostil, dando portazos. A la pregunta ¿qué te pasa? responde: tú sabrás. “Esta contestación -apunta Pastor- es una auténtica tortura psicológica”. Además, en esta misma línea, agrega que “el diálogo con el maltratador es muy difícil. Él no quiere explicaciones, sino sometimiento”.

Después, el agresor recurre al sarcasmo o la ironía: “antes eras guapa, pero eso pertenece al pasado”. ¿Cómo repercute este tipo de agresiones en la psicología de las mujeres? “Cuando se les cercena su propia personalidad y se le coarta su realización como persona, surgen la incertidumbre y una serie de reacciones físicas incontrolables, como la de no poder hablar”

A esto le siguen las ridiculizaciones en público con tono burlón: “no hablemos de sexo porque mi mujer lo que necesita es saber qué es el sexo”, o “estás muchísimo más guapa con la boquita cerrada”.

AMENAZAS

Los maltratadores suelen despreciar el trabajo de su pareja: “¿a lo que tú haces le llamas trabajo?” Si hay hijos -afirma Ana María Pastor- los empujan contra la madre: “¡Fíjense lo que nos hace mamá!”

El vaso de la paciencia de la mujer empieza a colmarse. La angustia se apodera de ella y llega el momento en que estalla. Pronto llegan las amenazas: “vete si quieres, pero te voy a quitar a los niños”. Las amenazas de muerte empiezan a ser cotidianas: “si quieres, te puedes ir; pero allá donde estés, te mato”. Los expertos apuntan que todos estos comentarios se agravan aún más con los gestos que los acompañan.

La agresión física es inminente. Previamente, el futuro maltratador tiene brotes violentos contra el armario y la ropa de su cónyuge. Se aproxima a la mujer para intimidarla. Luego llegan los empujones y, después, los golpes. Si la violencia no se corta acudiendo a los centros adecuados o denunciándola a la policía, se acerca la tragedia; el incendio de la casa, el apuñalamiento, los disparos.

SINDROME CRONICO

Angeles Alvarez insiste en que la apuesta de la sociedad debe ser la de reducir la vulnerabilidad de las mujeres. Las que están sometidas a un proceso de maltrato tienen que romper con esa situación. “No deben minimizar los hechos; ellas pueden ser las próximas. Deben dirigirse a los profesionales especializados”, recomienda,

¿Se puede rehabilitar una mujer que ha sido víctima de maltrato psicológico y/o físico continuado? “Depende del grado de destrozo que sufra. Si padece un síndrome de estrés postraumático, la víctima tiene que aprender a vivir con él”, agrega Ana María Pastor.

Los efectos del síndrome son desesperanza, desconfianza, temor constante y pesadillas recurrentes, además de diversas alteraciones fisiológicas.

Desde 1999 hasta hoy han fallecido en España 419 mujeres a manos de su pareja o ex pareja. 201 de esos asesinatos fueron cometidos por el cónyuge; 20, por el ex cónyuge; 102, por los compañeros sentimentales; 31, por los ex compañeros sentimentales; 40, por los novios, y 26, por los ex novios.

La mayor violencia feminicida en las comunidades autónomas españolas se da en Andalucía, con 84 mujeres asesinadas en el periodo 1999-2005. Le siguen Cataluña, con 58; la Comunidad Valenciana, con 55; la Comunidad de Madrid, con 45; las Canarias, con 30; Castilla-La Mancha, con 21, y Baleares, con 20.

El número de denuncias por malos tratos en el ámbito doméstico creció en 2004 en más de 7 mil casos- En los ocho primeros meses de 2005, se han registrado 40 mil 542 denuncias, mientras que el año pasado se cerró con 57 mil 527. El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, imputó recientemente el constante aumento de las denuncias “más que a un incremento real de estas conductas, a una renovada decisión de las víctimas de denunciar los hechos”.

05/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content