Inicio Marcharán oaxaqueñas para recordar sus demandas pendientes

Marcharán oaxaqueñas para recordar sus demandas pendientes

Por la Redacción

Mujeres que durante el conflicto político – social del 2006 participaron en la toma de las instalaciones de la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión (Cortv), anunciaron que el próximo 1 de agosto volverán a salir a las calles para recordar una fecha histórica, y para insistir en que muchas de sus demandas están pendientes.

El 22 de mayo de 2006 integrantes de la Sección 22 del sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) ocupó, como en años anteriores, el zócalo y principales calles de la ciudad.

Pese a los intentos, el 14 de junio del mismo año, del gobierno de Ulises Ruiz para disolver, de manera violenta el plantón, el magisterio y otros sectores se agruparon en la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

“Después del 14 de junio el pueblo de Oaxaca se levantó, no importó si éramos profesionistas o amas de casa, porque éramos parte del pueblo, era la única manera de que pudiéramos ser escuchadas”, recuerda Marina Marcial Pascual, ama de casa que marchó el 1 de agosto de la Fuente de las Siete Regiones al zócalo, y que luego participó en la toma de las instalaciones de Cortv.

Esa acción de protesta no estaba planeada y duró unos 20 días. En ese tiempo el Canal 9 de la Cortv transmitió imágenes del desalojo, mensajes e información del movimiento social, hasta que un grupo de hombres que no fueron identificados ni detenidos, destruyeron con disparos la antena de transmisión que se ubica en el Cerro del Fortín.

El hartazgo “de que todos esperábamos una respuesta del Gobierno, de que los medios dijeran cosas diferentes a lo que nosotros estábamos viendo, nos hizo tomar el Canal 9, pero en ningún momento lo planeamos. La marcha era para que se notara la presencia de las mujeres”, dijo.

El movimiento social de hace cuatro años se nutrió con la participación de las mujeres que recolectaron víveres y cocinaron, pero con la marcha del 1 de agosto quisieron demostrar que podían hacer más.

Cruz Elena, como otras mujeres que llevaban alimentos a quienes bloqueaban oficinas o instalaban barricadas en las calles, empezó a analizar que podrían hacer lo que las mujeres de Argentina hicieron en los años setenta para protestar por la represión.
“Yo no estaba dispuesta sólo a limpiar, a lo mejor podíamos hacer una marcha, como las argentinas que le llamaron la marcha de las cacerolas. Lo consensamos y de ahí nació la idea. Dijimos estamos hartas y fastidiadas”.

A cuatro años de esa marcha en la que las mujeres le dieron otro uso a sartenes, cucharas y demás utensilios de cocina, habrá una nueva movilización para recordar que sigue pendiente el cumplimiento de los derechos de las mujeres.

“Es fundamental tener esta memoria histórica de cómo trasladamos esa fecha a la actualidad. Nos sirve como un legado que nos da fuerza para seguir demandando equidad, porque el trecho es muy largo”, consideró Aline Castellanos, feminista que participó en la marcha del 1 de agosto y que también es integrante del Colectivo Huaxyacac.

Se planea que la marcha a realizarse el próximo domingo primero de agosto inicie a las 11:00 de la mañana de las instalaciones de Cortv, al zócalo de la ciudad oaxaqueña.

10/NAD/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más