Inicio Margaret Sanger

Margaret Sanger

Por Erika Cervantes

Ni de la Iglesia ni del Estado, mi cuerpo es mío, señala el lema de la Campaña por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México. Nada más actual para el debate público que cuestiona una vez más el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo. Una vieja batalla de la que Margaret Sanger es protagonista.

Margaret opinaba: Dar a las mujeres el control sobre su fertilidad es clave para la realización personal a través del matrimonio, la maternidad y la propia independencia… Las mismas mujeres reconstituirían la familia de una manera consistente, con la rigurosidad y la disciplina que el mundo moderno exige en todas las dimensiones de la actividad humana.

Margaret Sanger nació el 14 de septiembre de 1879 en Corning, Nueva York, en medio de la comunidad trabajadora irlandesa y fue testigo de cómo los múltiples embarazos minaban la salud y vitalidad de las mujeres trabajadoras irlandesas.

Para Margaret presenciar que su madre moría lentamente luego de 18 embarazos y 11 alumbramientos, la impulsó a buscar una alternativa.

Antes de convertirse en periodista, Singer trabajó como enfermera practicante con mujeres de la clase media en uno de los barrios más pobres de Nueva York, en el preámbulo de la Primera Guerra Mundial y tuvo conocimiento de la injusticia que padecían éstas al no poder acceder a los productos “franceses” para “la higiene femenina”, nombre que se le daban a los preservativos (condones) y otros métodos de control natal.

Este conocimiento inspiró a Margaret a desafiar a la Iglesia y al Estado en una serie de artículos llamados “lo que cada mujer debería saber”, dicha acción le valió a Sanger para ser perseguida por la ley por promover la obscenidad y “actos criminales severos”.

Entre ellos, destacan la abolición de la Ley Comstock que prohibía el uso de contraceptivos para parejas casadas, “venta ilegal de diafragmas” en la clínica que había fundado y la revista Birth Control Review, por lo que grupos provida la acusan de promover la extinción de los grupos marginales.

Estas sentencias no lograron detener el trabajo de Margaret y otras mujeres en la lucha por sus derechos. En el periódico La Mujer Rebelde, propiedad de Sanger, se publicaron diversos artículos sobre control de la natalidad, esto hacia el año 1914.

Dos años más tarde (en 1916) logró instalar una clínica, la cual tuvo 464 pacientes durante los primeros nueve días, hasta que fue arrestada. El juez ofreció clemencia a Margaret a cambio de que no difundiera los métodos anticonceptivos. Fue sentenciada a 30 días de encierro en un asilo.

Antes ya había recibido un citatorio judicial y huyó a Londres, donde conoció al sexólogo Havelock Ellis, que se convirtió en su amante y consejero. Un año permaneció en Europa, a fin de evitar las condenas.

De regreso a Estados Unidos, Sanger continuó dando un empuje legal a su cruzada e inició una campaña social fundando una consejería sexual: la Liga Americana para el Control de la Natalidad, la cual se denominó en 1942 como Federación de la Paternidad Planeada.

En 1965, un año antes de su muerte, la Suprema Corte suprimió en Connecticut la ley que prohibía el uso de contraceptivos para parejas casadas. Sanger tenía 80 años cuando al fin salieron al mercado las pastillas anticonceptivas, que ella ayudó a desarrollar.

Margaret Sanger muere el 6 de septiembre de 1966 en Tucson, Arizona, a la edad de 87 años, pero gracias a su trabajo se dio la apertura para que conceptos como salud y derechos sexuales y reproductivos lleguen a formar parte de políticas internacionales y nacionales, por el respeto del derecho de las mujeres a tomar sus propias decisiones en esos ámbitos.

04/EC/GBG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content