Inicio Marguerite Yourcenar: 106 años de permanencia

Marguerite Yourcenar: 106 años de permanencia

Por la Redacción

Ayer se cumplieron 106 años del nacimiento de una de las más grandes escritoras en lengua francesa de la segunda mitad del siglo XX: Marguerite Yourcenar.

Marguerite Cleenewerk de Crayencour, quien se convirtió en 1919 en Marguerite Yourcenar nació en Bruselas, Bélgica, el 8 de junio de 1903 y muere el 17 de diciembre de 1987 en Mount Desert Island, Estados Unidos.

Huérfana de madre desde los diez días de nacida. Su padre, una vez superado el rechazo inicial, le da una educación integral. Era un aristócrata francés que puso a Marguerite en manos de nanas e institutrices. A los ocho años de edad la futura escritora ya leía a Aristófanes y a Racine. Su padre le enseño latín a los 10 años y griego clásico a los 12.

ESCRITORA POLIFACÉTICA

Yourcenar fue poeta, cuentista, novelista, ensayista, traductora de Yukio Mishima, de Virginia Woolf, de Henry James, entre otros. Además de poder leer a los clásicos grecolatinos en su lengua original.

Además escribió tres volúmenes de memorias, bajo el título de El laberinto del mundo. En el tercer volumen publicado póstumamente con el título de ¿Qué es la eternidad?, llega apenas a la pubertad.

Sin embargo las dos obras por las que se consagró son novelas: Memorias de Adriano y Opus nigrum.

MEMORIAS DE ADRIANO

En esta novela recrea la vida del Emperador romano Adriano, quien fomentó el arte, las ciencias, las letras. Mejoró la condición de los esclavos. Y se preocupó también por el medio ambiente, lo cual lo convierte en un pionero de la ecología.

En mi opinión hay muchas coincidencias entre la manera de ser, de pensar y de sentir entre el Emperador Adriano y Marguerite Yourcenar. Y se vale de esta autobiografía imaginaria para transmitirnos su visión del mundo.

OPUS NIGRUM

En esta novela cuenta la historia de Zenón, médico, filósofo y alquimista italiano del siglo XVI, perseguido, obligado a no manifestar sus ideas, sus inclinaciones, sus reflexiones. Yourcenar define así su novela:

“En dos palabras Opus nigrum es la historia de un hombre inteligente y perseguido. Sucedió en 1569 y podría haber pasado ayer o mañana.

EN LA MISMA CÁRCEL

Yourcenar y su padre viajaron por Europa en varias ocasiones. Ella adquirió el amor por conocer otros países, otras costumbres, otras maneras de concebir el mundo. En los últimos años de su vida viajó a Japón, seguramente para entender a Yukio Mishima.

Creo que en su eterno peregrinar comprendió que con diferentes lenguas, colores de piel y religiones, todos somos uno y lo mismo.
Una de las frases más conocidas de nuestra escritora es: “¿Quién será lo bastante insensato para morir sin haber dado al menos una vuelta a su cárcel?”

SÓLO SE ESTÁ BIEN EN OTRA PARTE

Nadie mejor que ella para demostrar la verdad de esta frase. Nació en Bélgica, creció en Francia. En 1939, al estallar la segunda guerra mundial decide quedarse a vivir en E.E. U.U. Sin embargo, ella continúa viajando por gran parte del mundo para cumplir cabalmente con eso de que “Sólo se está bien en otra parte”.

RECONOCIMIENTOS

Recibe el premio Femina Vacaresco por su novela Memorias de Adriano. En 1970 es nombrada académica de la lengua en su natal Bélgica. En 1980 es la primera mujer en pertenecer a la Academia Francesa.

En 1983 recibió el premio Erasmo de Rotterdam en Amsterdam. El 29 de septiembre de 1985 fue inaugurado el Musée Marguerite Yourcenar por Maurice Schumann, miembro de La Academia Francesa.

Después de su muerte, su casa ubicada en Mount Desert Island, Estados Unidos fue convertida también en Museo Marguerite Yourcenar.

PARTICULARISMOS NO

Yourcenar fue coherente con ella misma. Era partidaria de la libertad en todos los planos. Defendió y practicó la libertad sexual, pues se permitió amar a hombres y mujeres. Cuando alguien le preguntó qué opinaba del feminismo, contestó:

–“Estoy contra particularismos de país, de religión, de especie. No cuente conmigo para hacer particularismos de sexo. Creo que una mujer inteligente vale tanto como un hombre inteligente. Es una simple verdad”.

Ella conoció el cristianismo, el protestantismo, el ateísmo, el paganismo, el budismo, y al final tomó lo mejor de cada religión.

¿PESIMISTA O REALISTA?

En sus últimos años su lucidez la hizo percibir un mundo que tenía pocas esperanzas de salir bien librado. Cuestionada sobre nuestro futuro contestó:

“El hombre cada vez más numeroso, con pocas posibilidades de educación, de reflexión, de cultivo del espíritu, arrojado a una aventura de sobrevivencia, lucha, con el endurecimiento de su ser, en un medio propicio a la degradación de los valores”.

Esa declaración hecha en la década de los años 80 del siglo pasado es actual. Y esa es una característica de la vigencia de su pensamiento.

UNA ESCRITORA UNIVERSAL

Memorias de Adriano fue un hito no sólo en la literatura en lengua francesa, sino en todo el mundo. Tuvo una excelente recepción tanto por la crítica, como por las y los lectores. Se tradujo de inmediato a una gran cantidad de idiomas. Actualmente se considera como obra pionera en el género de novela histórica.

A 58 años de su publicación la obra sigue tan vigente como en un principio. La crítica señala que esa novela es como un diamante, con muchas facetas aún por descubrir.

Compartiendo con Heráclito y con Nuestra escritora la idea de que el universo es un eterno fluir, sigamos fluyendo y buscándole nuevas aristas que explotar no sólo a Memorias de Adriano, sino a toda la obra de Marguerite Yourcenar.

* Licenciada en Letras Españolas por la UNAM.

09/RN/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content