Inicio María Mitchell

María Mitchell

Por Erika Cervantes

El reconocimiento de las mujeres por su capacidad intelectual siempre ha sido desdeñado, prueba de ello son las escasas referencias históricas a mujeres que han dedicado su vida al desarrollo del conocimiento científico, María Mitchell es un ejemplo de ello.

María Mitchell es la primera mujer astrónoma reconocida de Norte América y la primera mujer que fue aceptada como integrante de la Academia Americana de Ciencias y Artes, 1848.

María es la primera mujer en descubrir un cometa con un telescopio en 1847 –Cometa Mitchell 1847VI– por lo cual se hizo acreedora a la medalla al mérito por el Rey Federico VII de Dinamarca a la edad de 29 años.

Estos logros solo fueron posibles por el empeño con el que su padre la educa fuera de la norma social que establecía como destino para las mujeres el casarse y tener hijos a mediados el siglo XIX.

María Mitchell nace el primero de abril de 1818 en Nantucket, Massachussets en el seno de una familia cuáquera. Su padre Guillermo enseñó astronomía y navegación celeste a sus diez hijos de los cuales María era la tercera.

Lidia Coleman, su madre, enseñó a María y sus hermanas a buscar su independencia a partir de su trabajo, por ello María ingresa como la primera mujer bibliotecaria de Nantucket Atheneum a los 18 años.

Los padres de María impulsaron su educación aún en contra de la costumbre.

A los catorce años asistió a la academia femenina de Cyrus Pierce que, a diferencia de otras, sustituye la enseñanza de las labores domésticas y las habilidades sociales con matemáticas y ciencias; dos años más tarde gracias a sus altas notas María daba clases en dicha escuela.

Las habilidades de María Mitchell en el campo de la astronomía se dan cuando a los trece años es capaz de pronosticar un eclipse de luna a partir de la enseñanza que recibió de su padre.

A los 17 años María ayudaba al negocio paterno de sextantes de navegación para las embarcaciones de pesca de ballenas, lo cual realizaba de manera oficial cuando su padre salía fuera de la cuidad.

María fue la primera mujer profesora de astronomía en la universidad de Vassar cuando contaba con 47 años, y se caracterizó por cuestionar permanentemente a sus alumnas.

En este colegio impartió cátedra por 23 años, además logra establecer el departamento de astronomía que se equipara con el de las universidades de Yale y Harvard, con la única diferencia de que en Vassar el estudiantado estaba conformado por mujeres inteligentes.

La lucha de María Mitchell no sólo fue en la academia. En el campo político, en 1873 formó parte de la Asociación para el avance de las Mujeres que trabajó a nivel nacional en la Unión Americana por una reforma educativa a favor de las mujeres.

María fiel a su creencia cuáquera de que todos los seres humanos son iguales, contribuyó al movimiento antiesclavista y una de su protestas fue dejar de usar ropa de algodón debido a la explotación de que era objeto la población negra en el sur de Estados Unidos.

María Mitchell muere el 28 de junio de 1889 heredando a las mujeres el derecho a la educación, el acceso a la ciencia y a vivir libres.

2004/BJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content