Inicio Mary Fairfax

Mary Fairfax

Por Erika Cervantes

Cada vez que una científica o científico hace referencia a los rayos ultravioletas del sol y sus capacidades electromagnéticas rinden tributo a los esfuerzos de Mary Fairfax que en 1826 presentó su primer ensayo a la Sociedad Royal un estudio sobre ellos, cosa inaudita para una mujer ya que les estaban vedados el estudio de las matemáticas y astronomía en la sociedad inglesa de mediados del siglo XIX.

Mary Fairfax nace el 26 de diciembre de 1780 hija del teniente George Fairfax y Margaret Fairfax en Escocia.

Su niñez trascurrió explorando la playa de su ciudad natal de Burntisland. Su educación temprana consistió en labores domésticas y la lectura de la Biblia.

Su adolescencia desarrolla en Mary la avidez de conocimientos y tras aprender a leer y escribir en un internado, de manera autodidacta aprende latín para poder leer el libro de Comentarios de César.

Aunque por un corto tiempo, estudió aritmética, escritura, piano y latín, su familia se opuso al estudio y prefería que participara en las actividades sociales o aprendiendo artes domésticas.

En una ocasión vio una revista en la que salían letras y líneas en un dibujo y ella preguntó qué era eso, a lo que le respondieron que le llamaban álgebra.

Ella trató de buscar más información pero le fue imposible al considerar según su época que las mujeres no pueden entender el razonamiento abstracto.

Gracias a la complicidad del tutor de su hermano menor Mary Fairfax pudo acceder a la teoría de Euclides, e iniciarla en el camino al que nunca más renunciaría el estudio del razonamiento matemático.

En 1804 cuando contaba con 24 años Mary contrae matrimonio con su primo el capitán Samuel Greig. Que pese a considerar un mal hábito el de la lectura, no la limitó en sus estudios. Procrearon dos hijos y quedó viuda a la edad de 27 años. Libre del yugo matrimonial y heredera de la fortuna de Samuel se inició seriamente en el campo de las matemáticas.

Mary comenzó a investigar el principio de la física, de la astronomía y del neutonio.

Mary Fairfax tuvo que desafiar a su familia que consternada opinaba que estaba en riesgo de enloquecer al acceder a conocimientos tan abstractos como las matemáticas.

Sus esfuerzos se vieron coronados en 1811 cuando Mary ganó una medalla de plata de un diario matemático popular.

A la edad de 32 años se casó con otro primo, el Dr. Guillermo Somerville, quien la apoyó y animó a seguir estudiando y es por la profesión de él que Mary viajó a Londres para entonces poder acceder a las conferencias de la Real Scientific Sociaty .

La reputación científica de Mary crece y pronto se encontró en un círculo con Juan F. W. Herschel, Charles Babbage, Guillermo Whewell, y George Peacock. Gracias a su talento expositivo excepcional.

Es ahí donde expuso por primera vez las características magnéticas de los rayos violetas del espectro solar. Resultado de sus experimentos en magnetismo que Mary había conducido en su jardín a partir de 1825.

En 1827 Brouham, a nombre de la sociedad para la difusión del conocimiento le pidió a Mary que escribiera dos volúmenes: uno en Celeste Mechanique de Laplace , y otro el Principio del neutonio, este proyecto condujo al mecanismo de los cielos , que ella acabó en 1831. En Cambridge el libro se convirtió en un texto requerido para estudiantes avanzados de las matemáticas.

En 1848 Mary Fairfax publicó su tratado más extenso de geografía física . Su trabajo científico final fue terminado cuando contaba con 88 años. La ciencia molecular y microscópica se convirtieron en su tema al investigar la constitución molecular de la materia y de la estructura microscópica de las plantas.

Estos proyectos concretaron la entrada de Mary Fairfax a los círculos intelectuales ingleses. En 1835 la sociedad astronómica real, le concedió la calidad de miembro honoraria, la Société de Physique et d’Histoire Naturelle de Genève 1834, la academia irlandesa real 1834.

En 1835 se volvió mentora de Ada Byron.

En 1870 Una Isla recibe su nombre como distinción de la sociedad geográfica real y le otorga con su medalla de oro de Victoria. Y más tarde una universidad de las mujeres en Oxford fue nombrada Mary Fairfax.

Mary Fairfax promovió a lo largo de su vida la educación de las mujeres, su emancipación y la abolición de la esclavitud.

Mary Fairfax murió en 1872 a los 92 años de edad, heredándonos su trabajo por hacer accesibles para el público en general las matemáticas.

2004/EC/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content