Inicio Médica de la SSDF pide revisen su denuncia de acoso sexual

Médica de la SSDF pide revisen su denuncia de acoso sexual

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Por considerar que es un asunto laboral que no le compete y porque no encontró elementos suficientes para acreditar la violación a los derechos humanos, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) rechazó el expediente de la doctora Nayeli M., quien denunció ante este organismo haber sufrido hostigamiento sexual por parte de su jefe inmediato, Javier Padilla del Toro, en el Hospital General de Iztapalapa, adscrito a la Secretaría de Salud del Distrito Federal (SSDF).

Había denunciado también ante la CDHDF actos violatorios a sus derechos humanos por parte del asistente de Dirección del Hospital, Jorge Alemán González, y del director Antonio Albarrán García.

Inconforme con esta decisión, Nayeli N. afirma que en el documento de la CDHDF donde rechazan su caso se omiten actos relevantes para disminuir la fuerza de la denuncia. Siento que estoy luchando contra un monstruo, es mentira que defiendan los derechos humanos”, indica a Cimacnoticias Nayeli M.

La médica recuerda –como lo dio a conocer Cimacnoticias– que desde junio de 2006 fue hostigada sexualmente por parte del doctor Javier Padilla del Toro, en el Hospital General Iztapalapa. Y que después de un año de agravios en su ambiente de trabajo, decidió denunciar.

La doctora recurrió en un principio a las autoridades del hospital: al asistente de Dirección del Hospital, Jorge Alemán González, y del director del sanatorio, Antonio Albarrán García, quienes minimizaron el problema y le dijeron que “fuera con sus chismes a otra parte”, señala en entrevista.

Nayeli M. presentó una demanda penal en mayo de 2007 ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, en contra de su agresor Javier Padilla del Toro, por lo cual ha sido amenazada de muerte si continúa con dicha demanda, que se encuentra en proceso, ya que “en la Procuraduría si no traes un abogado no eres nadie, están en indefensión total”, menciona la doctora.

También envío una carta al doctor Manuel Mondragón y Kalb, titular de la SSDF, en abril del año pasado, que hasta la fecha no ha tenido respuesta.

De igual forma, asistió a la Secretaría de Trabajo del Distrito Federal, sin encontrar una solución. Además intentó hablar con Martha Lucía Micher, directora del Instituto de las Mujeres del DF (Inmujeres-DF), y la funcionaria no atendió la solicitud.

“Lo peor es que las autoridades te cierren la puerta en las narices como si no fuera nada lo que ocurrió”, lamenta. Ante este panorama, Nayeli se pregunta ¿si esto me pasa a mí que soy médica, qué le pasará a la señora de intendencia, a la que barre?

En el hospital donde estaba adscrita, “la solución del director, Antonio Albarrán, fue enviarme al Hospital Milpa Alta en agosto del año pasado, para que permanezca ahí durante un año. No alcanzo a comprenderlo, me he sentido muy mal, angustiada, con miedo, soledad, dolor de cabeza. Mi vida no es igual”, manifestó.

En tanto, el agresor y jefe inmediato de Nayeli en el hospital General de Iztapalapa, Javier Padilla del Toro, continúa en el mismo puesto de trabajo.

INCONFORME

Decaída por la indiferencia de las autoridades ante su denuncia, expresó que “pareciera que las mujeres no tenemos derecho a defendernos. ¿Quién te defiende?, me están acabando, en lugar de apoyarme. Me llena de impotencia”, dice. “Desde que me atreví a denunciar he vivido maltrato por parte de las autoridades que te tratan como gusano”, denuncia.

Inconforme ante la conclusión que emitió la CDHDF, mandó una carta al organismo el pasado 10 de marzo, en la que solicita al titular de la dependencia que se revise nuevamente,”de manera imparcial”, su expediente, ya que en su conclusión “se omiten datos para legitimar las mentiras de los funcionarios”.

La Comisión determina y acepta las versiones del personal del hospital como válidas, descartando la versión de la afectada, refirió Nayeli M. Asimismo, menciona que no se trata de un problema de hostigamiento sexual, sino un conflicto laboral.

De acuerdo con los sondeos que realizó, la CDHDF menciona que Nayeli es una persona aislada y que el doctor Albarrán, cuestionado el pasado mes de junio, “precisó que, de acuerdo con las observaciones realizadas por el responsable de guardia, y lo que en realidad ocurre con la peticionaria no es un tema de hostigamiento, sino que aquella no reúne los requisitos indispensables para cubrir la guardia que le fue asignada en el área de urgencias, no cubre el perfil”.

No obstante, la afectada afirma haber presentado a la CDHDF documentos que acreditan que su desempeño laboral es “excelente”, como son sus calificaciones y carta de productividad. También presentó pruebas de que el agresor era su superior, las que son puestas en duda por la Comisión capitalina, aseveró Nayeli M.

La conclusión de la CDHF, firmada por la maestra M. Alejandra Nuño Ruiz Velasco, Cuarta Visitadora General, reitera que aún cuando las autoridades del hospital no confirmaron que la doctora sufrió hostigamiento sexual, las autoridades le otorgan su cambio al Hospital General de Milpa Alta.

En entrevista, la médica manifestó que “si no acepté el cambio es por el hecho de que después de que se me agravia, maltrata y de que se violan mis derechos humanos, tengo que salir huyendo, lo cual refleja la condición de desamparo en la que nos encontramos las mujeres, ¿por qué se me violenta cambiándome de lugar de trabajo?”, se cuestiona.

La CDHDF, afirma la médica, “toma como una agravante que no quiera aceptar el hecho de huir, de no querer ser expulsada de mi centro de trabajo y dicen: la Doctora no aceptó cambiarse de guardia”.

Mientras tanto, se halla en espera de una respuesta de la CDHDF y de las demás autoridades a quienes ha recurrido para hacer su denuncia.

08/GCJ/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más