Inicio Medios y órganos de Justicia promueven el maltrato infantil

Medios y órganos de Justicia promueven el maltrato infantil

Por Martha Martínez

Los medios de comunicación y las instancias de justicia promueven el maltrato infantil al tratarlo como asunto de índole moral y consecuencia de la desigualdad en las familias, aseguró hoy la investigadora de la Facultad de Estudios Superiores de Iztacala, Alba Luz Robles Mendoza.

En entrevista con Cimacnoticias, la sicóloga de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aseguró que el maltrato infantil no es una cuestión moral, sino el producto de las relaciones de poder que se originan al interior de las familias.

La especialista señaló que en las familias se establecen jerarquías mediante las cuales los hombres son considerados como los fuertes y los únicos con capacidad moral y económica para someter a través de la fuerza física a las y los integrantes.

Para el agresor, aseguró, no es importante el número de golpes, sino la permanencia de estos en la persona que quiere mantener sometida.

Esta situación, indicó la especialista, se agrava con la llegada de otros miembros que “no tienen vínculos directos, como la madrastra o el padrastro” ya que con ello se rompe el tabú del incesto, lo cual potencia el riesgos de agresiones más fuertes como la violación sexual.

Indicó que en el caso de Mónica Jazmín Tato González de 10 años de edad, quien era torturada por su padrastro, la madre era culpable por solapar a su marido, sin embargo, esta concepción oculta que mientras no haya igualdad al interior de las familias, mujeres, niños y niñas seguirán siendo maltratados.

La también profesora de sicología en la UNAM, indicó que el hecho de ver a las mujeres como las solapadoras de sus maridos agresores y a las y los niños agredidos como víctimas “es una gran mentira con la que se pretende evadir las causas de fondo de la problemática”.

Robles Mendoza advirtió que cuando la sociedad, las instancias de justicia y los medios de comunicación tratan como víctimas a las personas agredidas, las hacen más vulnerables a otros ataques e impiden que se desarrolle como una persona capaz de rechazar la violencia.

En contraste, dijo, tratar a las madres como solapadoras y a los padres como los malos impide que veamos la violencia como un fenómeno que tiene su origen en las jerarquías que se dan al interior de las familias.

En este sentido, señaló que ante la crisis de los centros penitenciarios del país, el encarcelamiento de los agresores es una justificación para no atender el problema de forma integral.

Comentó que aunque por primera vez en la historia el Código Penal Federal contiene un apartado especial en el que señala que los agresores deben tomar terapia sicológica, no existen los mecanismos técnicos y materiales para ello, lo cual impide reconocer que incluso en los agresores hay elementos importantes de cambio a estas relaciones de poder.

2003/MM/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más