Inicio » México debe negociar con empresas precio de antirretrovirales

México debe negociar con empresas precio de antirretrovirales

Para que México siga sosteniendo la oferta de acceso universal a los medicamentos para combatir el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), debe negociar con las farmacéuticas para reducir el precio que paga por ellos, recomendó Michael Weinstein, presidente de AIDS Healthcare Foundation.

Weinstein, quien dirige la ONG más grande y con mayores recursos en Estados Unidos, aseveró lo anterior durante una conferencia de prensa ofrecida en esta ciudad, luego de haber realizado un taller con activistas que trabajan el tema, y con miras a la celebración en nuestro país de la Conferencia Internacional de Sida, que se llevará a cabo el próximo año y que espera reunir alrededor de 30 mil asistentes, entre científicos, médicos, activistas, miembros de organizaciones de la sociedad civil y personas viviendo con VIH.

Weinstein aseveró que buena parte de las ganancias de las compañías farmacéuticas en la venta de los antirretrovirales (ARV) en México la han obtenido gracias a la presión social y política que activistas y personas con VIH han realizado para el acceso a los medicamentos, por lo que son los mismos activistas quienes deben ahora presionar para que las compañías disminuyan sus costos.

La meta es que antes de la Conferencia Internacional de agosto de 2008, los precios de todos los ARV hayan disminuido por lo menos 50 por ciento, y aun así obtendrían grandes ganancias.

En África, explicó Weinstein, se paga entre 150 y 300 dólares al año por un coctel de ARV y aún así las compañías obtienen ganancias.

Por eso en México, donde se invierten alrededor de 7 mil dólares por año por paciente, si los laboratorios redujeran en un 50 por ciento los precios, seguirían obteniendo beneficios. Además, de llevarse a cabo la detección masiva, ingresarían a los tratamientos un mayor número de personas y las compras de ARV a los laboratorios se duplicarían.

Sin embargo, a pesar de que desde octubre de 2006 han enviado cartas a los grandes laboratorios que operan en México para negociar la reducción de precios, la respuesta ha sido pobre, e incluso hay quienes le han aseverado que México tiene dinero para seguir adquiriendo medicamentos al precio actual, prueba de ello es que han incrementado cada año el presupuesto para estas compras.

Los últimos descuentos obtenidos en el precio de dos medicamentos en nuestro país se logró gracias a la intervención de AIDS Health y del doctor Jorge Saavedra, del Censida, quien estuvo en Estados Unidos para llevar a cabo varias reuniones con los directivos de los laboratorios.

Los participantes en la rueda de prensa demandaron que los descuentos que se obtengan en la compra de los medicamentos se utilicen para la mejora de la atención de los pacientes con VIH, incluyendo pruebas de detección, carga viral y conteo linfocitario.

En México, Bristol Meyers y Merck Sharp venden Reyataz y Stocrin cuatro veces más caro que en otros países de América latina, considerados como nuestro país de ingresos medios.

Señaló Weinstein que si bien México está considerado como un país de ingresos medios, con un ingreso per cápita de 7 mil 310 dólares por año, en la práctica sabemos que la mayoría de la población percibe muchísimo menos que eso, por lo que es injusto que los laboratorios quieran vender al mismo precio que a países ricos.

Se requiere voluntad política de los gobiernos para llevar a cabo negociaciones con la industria farmacéutica que beneficie a las personas afectadas.

Hasta ahora se tienen con terapia ARV en México alrededor de 60 mil personas, pero de llevarse a cabo campañas de detección del virus que causa el SIDA, serían por lo menos 100 mil personas quienes estarían recibiendo este beneficio.

Entre más temprano se inicia la terapia ARV se logran mayores resultados, ya que se evitan las enfermedades oportunistas; se incrementa la cantidad y calidad de vida y la gente puede ser productiva, en lugar de depender del Estado o la familia.

Por último, informaron los participantes en la conferencia de prensa que buscarán un acercamiento a mayor nivel con autoridades del sector salud en México, ya que hasta ahora sólo han logrado sentarse a conversar con Mauricio Hernández, subsecretario de Salud Federal, y con el doctor Jorge Saavedra, director del Censida, quienes han mostrado buena disposición, pero no son quienes tienen la última palabra para llevar a cabo las negociaciones con la industria farmacéutica.

07/AYR/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: