Inicio México no tiene siquiera una cama de hospital por cada mil habitantes

México no tiene siquiera una cama de hospital por cada mil habitantes

Por Lidia Ponce Carmona

México tiene un rezago hospitalario de más de 30 mil camas, lo cual impide que siquiera haya una cama por cada mil habitantes, el mínimo indispensable para dar una cobertura total a la población nacional, reconoció hoy José Ángel Córdova Villalobos, secretario de salud federal, en el Día Mundial de la Salud, que hace énfasis este año en infraestructura de servicios sanitarios.

El Día Internacional de la Salud se celebra desde 1950 cada siete de abril para conmemorar la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la realización de una jornada de sensibilización acerca de las prioridades sanitarias mundiales.

En torno a este Día, la OMS declaró que el reto más importante que enfrenta México en cuanto a salud es la inequidad, concepto referente a las desigualdades, las cuales impiden a grupos de la población el acceso a los servicios médicos por causas calificadas como injustas y evitables.

La OMS señala que uno de los principales motivos por los cuales se pueden presentar estas desigualdades es la forma de distribución de los recursos por estado, por institución de salud, por grupo de la población y/o por rubros.

La inequidad sanitaria se refleja en las condiciones de salud de la población de las zonas más pobres y marginadas; donde se desarrollan enfermedades de rezago, ocasionadas principalmente por la escasez de recursos básicos y el acceso a los bienes y servicios de salud.

En estas áreas, las personas mueren por enfermedades curables como la diarrea y deshidratación o prevenibles como la muerte materna, que ataca a mujeres de las regiones más marginadas.

MUERTE MATERNA Y SERVICIOS DE CALIDAD

Ya en la Cumbre Mundial de la Salud de 2005 se dio a conocer la investigación Mortalidad materna y presupuesto público, realizada por el Centro de Análisis e Investigación Fundar, la cual reconoció internacionalmente a la muerte materna como un indicador de desarrollo, pues es evitable y su prevención depende directamente de la cobertura y calidad de los servicios de salud.

La investigación sugiere entre los aspectos preventivos: el seguimiento médico, el traslado efectivo y oportuno al segundo nivel de atención y el acceso real a servicios de emergencias obstétricas, bancos de sangre y personal capacitado las 24 horas del día.

La mortalidad materna en México se concentra en las áreas de mayor marginalidad de los estados de Guerrero y Chiapas, donde en ocasiones, no se cuenta siquiera con servicios de seguridad social, lo que ocasiona la muerte de 113 y 122 recién nacidos por cada cien mil vivos, respectivamente.

Además, apunta que en 2000, el 67.3 por ciento de las muertes maternas registradas se concentró en los estados del sur y sureste del país, según datos de la propia Secretaría de Salud, la cual ya registraba en 2003 por lo menos, cuatro muertes diarias.

En la República Mexicana, las dos principales causas de mortalidad continúan siendo los trastornos asociados al parto, tales como las alteraciones de la tensión arterial y hemorragias durante el embarazo y después del parto.

Este mal difícilmente será erradicado sin los recursos necesarios, tanto financieros como estructurales y humanos profesionales, una realidad que viven hoy las mexicanas, que fue reconocida hoy por el Secretario de Salud.

09/LPC/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content