Inicio » Militarización asegura inversiones y futuras ventas: Vera

Militarización asegura inversiones y futuras ventas: Vera

¿Seguridad? ¿Dónde?, se pregunta el obispo católico Raúl Vera al cuestionar el origen de los operativos que militares y policías realizan en varias entidades del país, donde “lo importante es asegurar las inversiones y las futuras ventas”, que incluyen también la energía eléctrica y Petróleos Mexicanos, mismas que hasta ahora no han podido vender.

Se trata, dice el prelado a Cimacnoticias, durante una visita de trabajo a esta ciudad, “de garantizar seguridad para los grandes capitales no para el pueblo”, muestra de ello son las alzas crecientes a productos básicos, resultado de lo que nos dejó el pasado proceso electoral.

“Tenemos dos Méxicos, el de los señores de la mentalidad grande y el México de la pelusa”, asegura.

“Hay que tranquilizar la tienda para que los señores del dinero puedan comprar, pero no es para el pueblo, que sigue siendo obligado a emigrar e, incluso, que tienen inseguridad hasta para comer”, sostiene el obispo.

Crítico al sistema mexicano que “está agotado”, el obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera, hace un recuento de la crisis mexicana y advierte también que en Oaxaca la represión va más allá de lo político y alcanza lo religioso.

Sostiene que es necesario castigar a los concesionarios de las minas para resolver la situación de inseguridad de los mineros mexicanos.

Vestido de blanco, el fraile dominico, único obispo de esa orden en México, da su versión sobre los hechos “indignantes que suceden en este país en pleno siglo XXI”.

Sostiene que es necesario que el pueblo se dé cuenta que el país no es de quien “lo administra a su antojo” y considera vital la generación de una conciencia de excepción entre la población.

Tarea, dice, donde las organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil se tienen que unificar, para evitar que los esfuerzos de la ciudadanía sigan pasando desapercibidos, donde “los que creemos que es posible un México diferente, nos sentemos en la misma mesa”.

SEGURIDAD, NO PARA EL PUEBLO

Tatic Vera, como también es conocido entre los pueblos chiapanecos con los que estuvo en la década de los noventa tras la aparición del EZLN, confió en la posibilidad de que los líderes “dejen sus cotos de poder” y puedan sentarse a la misma mesa.

No pueden estar, por un lado el subcomandante Marcos con la Otra campaña, por otro López Obrador con su gabinete, por otro la gente que protestó por el fraude, la gente de Atenco o los hermanos de Oaxaca.

“No pueden estar cada quién por su lado, no, alguien tendrá que hacer el esfuerzo de unificarlos”, plantea el dominico, “la división es una pavorosa fractura”.

El futuro de este país está en su base social, en la sociedad civil, dice el sacerdote católico al advertir que la ventaja para la población es que la clase política está agotada y que lo único que ha hecho “es poner al país en manos de los neoliberales”.

Vera asegura también que en México la clase política es una especie de nobleza que actúa como los antiguos reyes, mientras que al pueblo se le golpea.

SIGNOS DE REPRESIÓN

Tras concluir su intervención en la Jornada Ecuménica por Oaxaca, lamentó que el gobierno municipal y estatal impidieran la realización este fin de semana de la jornada de oración “por una paz que nazca de la justicia” en el atrio del templo de Santo Domingo, acordonado desde el sábado por varios cientos de policías y vallas metálicas.

En ese sentido, el obispo de Saltillo aseguró que la postura de las autoridades es “un signo de que en Oaxaca hay represión no sólo política, sino también ahora religiosa”.

He constatado de manera personal el ambiente represivo y de simulación que hay en Oaxaca, dijo el obispo luego de escuchar testimonios de mujeres detenidas y encarceladas el 25 de noviembre. Apuntó que “cuando no hay razones convincentes, lo único que queda es el garrote”.

Aseguró que es inaceptable el estado de intolerancia que vive Oaxaca a partir de la entrada de la Policía Federal Preventiva, “se humilló a la gente, los testimonios hablan de un grado de irracionalidad, testarudez a la que se llega cuando se quiere sostener el poder por el poder”.

UNA COLA DE ARREGLOS

Tajante, sostuvo que la única reconciliación a la que puede aspirar el gobernador Ulises Ruiz es la que da la justicia contra las injusticias cometidas. Eso lo va a librar de las cargas que le impone su pueblo.

Recordó también ?como la haría en su intervención en la jornada de oración- que la democracia es el poder del pueblo y que en ella existen mecanismos para evaluar el trabajo de sus gobernantes.

Por ello, el obispo criticó la actuación del Senado al no desconocer, a su debido tiempo, la desaparición de poderes en Oaxaca, como resultado “de la cola de los arreglos políticos que hicieron para salir con el proceso electoral federal como lo hicieron y donde el que pagará las consecuencias será el pueblo”.

En ese sentido, Raúl Vera advierte que lo que da dolor es que no se tome en cuenta a la nación, que todo se decida a través de grupos de poder y contra el pueblo, “un signo del grave deterioro que vive México”.

07/SJ/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: