Inicio Millones de mujeres son usadas como armas de guerra

Millones de mujeres son usadas como armas de guerra

Por María Elena López Segura

Hermanas, esposas, hijas, cuñadas, viudas, sobrinas, niñas, amigas, tías, compañeras, suegras, guerrilleras. Mujeres todas. Millones de ellas intentan sobrevivir a 35 conflictos armados en diversos lugares del mundo y ahora mismo son asesinadas, violadas, contagiadas de Sida a propósito, preñadas para humillar al enemigo, obligadas a vender sus cuerpos a cambio de comida, torturadas, mutiladas, utilizadas como escudos humanos.

“En febrero de 1994, en casa de mis padres, siete hombres violaron a una viuda que se hospedaba con la familia. Uno de los hombres dijo: al menos uno de nosotros tiene Sida. La viuda murió unos meses después de esa enfermedad”. Testimonio de un sobreviviente del genocidio en Ruanda, Africa.

Se estima que durante el siglo pasado, 100 millones de personas murieron durante guerras. Sólo en la década de 1990, el mundo gastó al menos 200 mil millones de dólares en siete conflictos armados: Bosnia Herzegovina, Camboya, El Salvador, Haití, la guerra del Golfo Pérsico, Ruanda y Somalia.

En tanto, todo el sistema de Naciones Unidas (ONU), cuenta con un presupuesto de 10 mil millones de dólares por año, cifra equivalente a 1.70 dólares por cada habitante del planeta. La guerra es un magnifico negocio, no es un secreto.

Mujeres, Guerra, Paz, es un libro revelador editado por el Fondo de Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM por sus siglas en inglés), que recoge las experiencias de mujeres habitantes de 14 países y zonas afectadas por conflictos armados, unos más antiguos que otros, todos dolorosos, en los que ellas sobreviven entre la impotencia, furia, miedo y silencio, a la violencia procedente de todos los bandos. Enemigos o no, ellas son usadas para cualquier cosa.

EL CUERPO FEMENINO COMO OBJETO BÉLICO

“El horror y el dolor es el mismo en todos los lugares visitados, la naturaleza de la guerra ha cambiado, se ha metido en las casas, las comunidades y también en los cuerpos de las mujeres que son rehenes de batallas por recursos naturales, o conflictos armados en nombre de religiones o razones étnicas”, asegura Noeleen Heyzer, directora ejecutiva de UNIFEM.

“La violencia contra las mujeres es usada como arma para humillarlas a ellas, sus familias, sus hombres, sus comunidades. Sin importar a que bando pertenecen, las mujeres se han convertido en las grandes víctimas de la guerra y en las grandes constructoras de la paz”, destaca Heyzer.

Las mujeres viven el horror de la guerra en forma diferente a los hombres. En muy pocas ocasiones cuentan con los mismos recursos, derechos políticos, autoridad o control sobre su medio ambiente y necesidades.

Pero también mueren en forma distinta. Ellas perecen lentamente luego de sufrir toda clase de abusos y vejaciones, dando la batalla de la sobrevivencia a toda costa y si lo logran, trabajan para construir la paz y reconstruir sus familias, relatan Elizabeth Rehn y Ellen Johnson, autoras del libro.

Pero el horror no termina cuando la guerra cesa. Los efectos de largo plazo de los conflictos y militarización crean una cultura de violencia que vuelve a las mujeres particularmente vulnerables en momentos en que las instituciones, gobiernos y leyes son débiles y la fragmentación social es pronunciada, lo que origina impunidad.

A ello se agrega el hecho de que difícilmente reciben ayuda humanitaria. Su nacionalidad, origen étnico, edad, situación familiar, estado civil y aún su lugar de residencia son determinantes para acceder a la asistencia.

¿QUÉ COMISTE HOY, QUE TE DUELE ESTE DIA?

Según datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR por sus siglas en inglés), las mujeres son sometidas a prácticas discriminatorias en situaciones de conflicto que van desde recibir menores raciones de comida hasta la negación de asistencia médica o el despojo de sus bienes.

Irónicamente, cuando durante los conflictos se dedican a cuidar heridos o enfermos, muchas veces quedan al margen de la recepción de ayuda o asistencia médica que ellas mismas necesitan

El libro conjuga en 10 capítulos una verdad negada por la humanidad y ocultada por los medios masivos de comunicación. Las mujeres en la guerra se han vuelto invisibles para el mundo y sólo son noticia global cuando sus historias son retomadas por las grandes cadenas de televisión, cuyas políticas editoriales se basan en los intereses geopolíticos y económicos de sus dueños, que suelen ser magnates de los países que venden las armas a los bandos enfrentados.

Violencia, Desplazamiento, Salud, Hiv/Sida, Operaciones de Paz, Organización para la Paz, Acceso a la Justicia, Medios y Comunicaciones, Prevención y Reconstrucción, son los temas abordados por las autoras que visitaron Bosnia Herzegovina, Camboya, la República Democrática del Congo, Timor Este, Macedonia, la República Federal Yugoslava, incluido Kosovo, Guinea, Israel, los territorios palestinos ocupados, Ruanda, Sierra Leona y Somalia.

De valor incalculable, Mujeres, Guerra, Paz, contiene los testimonios de mujeres anónimas cuya voz debe ser escuchada por el mundo, de sobrevivientes, desplazadas, refugiadas, así como recomendaciones que sus creadoras hicieron al secretario general de la ONU, Kofi Annan, para aliviar en alguna medida las penurias que sufren, labor en la cual la sociedad civil, por medio de los organismos no gubernamentales (ONG), los medios de comunicación, grupos religiosos y líderes tienen un papel fundamental.

MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más