Inicio Moral religiosa se impone en México, Honduras y Dominicana

Moral religiosa se impone en México, Honduras y Dominicana

Por Rosalinda Hernández Alarcón*

En diferentes organismos legislativos de América Latina se diseminan posiciones retrógradas que buscan coartar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Así, bajo un mensaje engañoso de proteger la vida, “devotos” congresistas (en su mayoría hombres) criminalizan la interrupción del embarazo y el uso de pastillas anticonceptivas en varios estados de México, en Honduras y la República Dominicana.

La actuación de tales congresistas mantiene, por un lado, el apoyo de la jerarquía católica, que busca convertir en delito lo que ellos consideran pecado, y por otro los cuestionamiento de movimientos feministas, lo cuales reivindican la libertad y autonomía de las mujeres para tomar sus propias decisiones, posición inaceptable para el mundo patriarcal que las subordina a lo que mandan hombres, curas o políticos.

Un periodista español describe cómo la Iglesia católica siempre ha querido reforzar las prohibiciones de la moral religiosa, y su injerencia en la cuestión pública ha logrado que las supuestas conductas pecaminosas –que merecen el infierno– sean castigadas en la vida terrenal con cárcel. “La jerarquía del catolicismo intenta imponer su concepto de familia, matrimonio, filosofía, ciencia y la vida misma”. Esto viene a cuenta por el peso tan importante que ésta tiene en Guatemala.

Paralelo a la actuación de curas-políticos y políticos-religiosos en este país centroamericano, gestando la construcción de una Agenda Política Feminista.

Desde hace dos años un grupo de feministas sintetiza la historia de las mujeres y sus aportes (individuales y colectivos, nacionales e internacionales), además identifica el contexto de las opresiones en los ámbitos de la sexualidad, en lo económico, político, estructural y simbólico.

Todo ello en la perspectiva de construir una propuesta de sociedad que parte de la eliminación de las diversas formas de opresión existentes: genéricas, étnicas, sexuales, de clase y todas aquellas que no permiten el desarrollo de las personas como seres humanos integrales.

Esta convergencia de aproximadamente 80 feministas, algunas de las cuales participaron en el XI Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe que tuvo lugar en México el mes pasado, está comprometida con la tarea de construir una agenda que incluya sus visiones y estrategias para articular su acción política.

Ellas expresan la defensa de un Estado laico, el respeto a las distintas formas de expresión de la espiritualidad (holística e integral), la profundización de la democracia de un nuevo orden social, los diálogos y alianzas con otros movimientos sociales que apuestan por la transformación del orden establecido.

* Feminista mexicana, radicada en Guatemala, directora del Suplemento feminista mensual La Cuerda e integrante de la Red de Periodistas de Centroamérica y el Caribe con Visión de Género.

09/RHA/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content