Inicio » Mueren 12 mujeres al día por problemas relacionados con parto

Mueren 12 mujeres al día por problemas relacionados con parto

Por Argelia Villegas López

La mortalidad materna cobra la vida de 12 mujeres cada día, y sin embargo se trata de un problema que ha quedado en el olvido pues las propuestas de solución resultan ilusorias debido a la falta de presupuestos e ineficiencia del sistema de salud declararon las participantes.

A pesar que el Estado ha declarado avances en la materia, sólo existe una reducción mínima de muertes señalaron las participantes en el programa radial Público y Privado, de Comunicación e Información de la Mujer, Asociación Civil (Cimac), que se transmite todos los lunes de nueve a diez de la mañana por XEQK 1350 AM.

Pilar Muriedas de Salud Integral para la mujer (Sipam), Daniela Díaz Echevarria Responsable del Proyecto Mortalidad Materna y Presupuesto Publico en Salud, del Centro de Análisis e Investigación Fundar, así como Libni Irasema Dircio de la organización Kinal Antzatik analizaron el tema de mortalidad materna en el programa.

La directora General de Sipam, Muriedas, explicó que la mortalidad materna no debe ser una causa natural de defunción en mujeres –siendo la toxemia, preeclampsia durante el embarazo y parto, y hemorragias, los principales factores de muerte–, pues el hecho de dar vida no debe representar un riesgo para el bebé y la madre.

Reiteró que existe un estancamiento en la reducción de mortalidad materna y no se ha logrado un avance significativo debido a la falta de recursos por parte del Estado y las localidades estatales, señalando las zonas indígenas como las más afectadas por esta situación.

Por su parte Libni Dircio de Kinal Antzatik, agregó que en estas zonas sólo se cuenta con unidades móviles precariamente equipadas para solucionar emergencias al atender a las pacientes, por lo que en coordinación con Kinal Antzatik se impulsan programas para que las mujeres acudan a clínicas en lugar de unidades móviles.

LAS SOLUCIONES A LA MUERTE MATERNA: TOTALMENTE ILUSORIAS

Las participantes pusieron como ejemplo el programa Arranque Parejo en la Vida, impulsado por la Secretaria de Salud, que tiene como objetivo la disminución de la mortalidad materna, y que en realidad sólo ha sido un mecanismo ajeno a lo que de verdad sucede pues para este año no se le otorgaron recursos al programa, y sus metas son demasiado ilusorias para las condiciones en que se encuentra el ineficiente sector salud.

Aunque el gobierno federal y Marta Sahagún han afirmado que se han obtenido logros mediante Arranque Parejo en la Vida, que se planteó reducir 30 por ciento la mortalidad materna al final del sexenio, las invitadas explicaron que el programa no contempla el tema del aborto, problemática estrechamente relacionada con la muerte materna.

Díaz Echevarria, de la organización Fundar, explicó que una de las medidas recién implementas en México con el fin de evitar más muertes fue la “atención obstétrica de emergencia”, para atender en situaciones de riesgo durante el parto cualquier imprevisto, pues aseguró que el cuidado de la mujer durante su embarazo no garantiza que el nacimiento del bebé y salud de la madre vayan a suceder en las mejores condiciones.

Para Muriedas lo más grave de la muerte materna es que se podría evitar mediante mejores políticas enfocadas a mujeres, y una reestructuración al sistema de salud público. A pesar de esto sólo se pretende la privatización del sector, con lo que se agudizaría la situación.

Las especialitas alertaron sobre la deshumanización que experimenta el personal de los servicios de salud, dado que la privatización de los mismos los lleva a apreciarlos sólo como un negocio, y a los pacientes como clientes.

Las invitadas convocaron a la sociedad civil para que exijan mejor atención en la salud pública, y mediante políticas públicas ejercer una mayor presión.

A pesar de que México pactó en los noventas dentro de las reuniones de Pekín (1985) y El Cairo (1994), su compromiso con la salud reproductiva y el establecimiento de políticas orientadas a la reducción de la mortalidad materna, el problema no figura aún entre las tareas primordiales del Estado.

2004/AVL/BJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más