Inicio Muerte Materna en Oaxaca

Muerte Materna en Oaxaca

Por la Redacción

En Oaxaca más del 20 por ciento de las mujeres embarazadas no tienen acceso oportuno a servicios de urgencias obstétricas en caso de que lo necesitaran, pues los servicios para atender un embarazo o un parto complicado solo existen en los hospitales.

La situación es más grave en algunas regiones del estado, como la Sierra Norte y la Sierra Sur. Un estudio que realicé sobre la cobertura de los servicios de salud arroja que el 60.6 por ciento de la población de la Sierra Sur puede llegar a un hospital después de dos horas de viaje y desde algunas poblaciones tardan hasta ocho horas; en la Sierra Norte el 74 por ciento de la población está en esta situación y desde algunas comunidades le puede llevar hasta 16 horas llegar a un hospital.

En estas condiciones cuando se complica un embarazo, o peor aún, cuando un parto o un postparto se complican (preclampsia, eclampsia, hemorragia por distintas causas), el personal médico que atiende en las clínicas rurales se encuentra frente a la misma situación que las parteras: no tiene los insumos y medicamentos necesarios para hacer frente a estas emergencias y con frecuencia no tiene el entrenamiento adecuado; lo único que el personal médico o las parteras pueden hacer es pedirle a la familia de la mujer que la lleve a un hospital, a veces consiguen apoyo de las autoridades municipales y a menudo viajan con la paciente para cuidarla.

Para cuidar la salud de las mujeres que van a dar a luz, lo que ha hecho la institución médica es vigilar el embarazo, lo que permite tener un mejor pronóstico de cómo evolucionará la salud de la madre, del feto y del recién nacido.

Sin embargo la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que los programas de atención prenatal no han sido sometidos a una evaluación científica rigurosa para determinar su efectividad.

Investigaciones realizadas desde 1997 revelan que pocos de los procedimientos en la atención prenatal que tienen un efecto importante para prevenir la enfermedad o la muerte materna; no lo tienen siempre en el caso de hemorragias durante el embarazo que pueden ser resultado de varios factores, ninguno de los cuales se puede eliminar mediante atención prenatal; no se sabe a ciencia cierta si la detección temprana de la preeclampsia (cuando sube la presión) pudiera reducir la incidencia de eclampsia (ataques convulsivos), ni tampoco existe evidencia de que el tratamiento antihipertensivo (para controlar la presión) en la preeclampsia benigna, pudiera prevenir una enfermedad más severa.

El parto obstruido (cuando no puede nacer el bebé) solamente en casos extremos de una pelvis muy estrecha, puede identificarse antes del inicio del trabajo de parto, pero generalmente es durante el parto cuando se detecta.

Cuando hay una urgencia obstétrica es imprescindible que la mujer pueda ser atendida con oportunidad para evitar discapacidades futuras o incluso la muerte. En este sentido vale la pena subrayar que entre los años 2002 y 2003 el 58 por ciento de las mujeres que fallecieron por muerte materna en el estado de Oaxaca, lo hicieron en su casa o en el trayecto a un hospital.

Lo evidente es que no tuvieron tiempo de llegar a un hospital, es posible que ni siquiera hayan decidido llegar a una clínica porque se sabe que ahí no existen los servicios necesarios, o también porque la familia carecía de información sobre la gravedad del problema.

Por otro lado ni siquiera existen datos oficiales de cuántas mujeres se enfrentan a una complicación de su embarazo o parto, ni de cuántas más viven con alguna discapacidad producto de una complicación durante su embarazo o parto.

Por ello es urgente acercar los servicios a la población que lo necesita. Si bien no es posible que haya un hospital en cada municipio, si puede haber clínicas geográficamente accesibles que den servicios 24 horas diarias para atender a las mujeres con urgencias obstétricas; que puedan estabilizar su situación para permitirles llegar en mejores condiciones a un hospital, o bien, resolver la emergencia. Esto evitaría madres enfermas de por vida y madres difuntas.

Un buen homenaje para las madres es cuidar su salud, atenderlas con oportunidad cuando se complica el embarazo o el parto y festejarlas en vida y sanas.

06/MCP/LR

* Centro para los derechos de la Mujer Nääxwiin, A.C.

Foro de Mujeres y Políticas de Población (red de organismos civiles)

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content